El Cispren dio a conocer su posición. Repudio al Golpe de Estado perpretado en el hermano país de Bolivia.  Convoca junto a numerosas  organizaciones sociales, sindicales y de derechos humanos, a participar de la movilización que se realizará este lunes 11, a las 18,  frente al Patio Olmos. La CTA-A se expresó en igual sentido. También lo hicieron los Organismos de Derechos Humanos del país.

Redacción*

“El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba, Cispren, repudia enérgicamente el #GolpeDeEstado perpetrado por la derecha boliviana en complicidad con las fuerzas policiales y militares al gobierno de Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera, a la vez que nos solidarizamos con el pueblo todo en este momento de profundo retroceso de la democracia.

Lo que ocurre en Bolivia nos obliga a pronunciarnos en favor de la democracia por encima de todo, entendiendo que la destitución del Presidente Evo Morales responde a intereses ligados a prácticas racistas de sectores acomodados que se resisten a ser gobernados por un “indio”.

¡Nunca más Golpes de Estado en nuestra América Latina!

Repudiamos también el comunicado de la Cancillería Argentina, que pone en vergüenza a todo nuestro país, hablando de “renuncia” y desconociendo la interrupción de un gobierno constitucional y democrático.

Cancillería

Texto emitido por la Cancillería

Reiteramos nuestra solidaridad con los hermanos y hermanas bolivianas y convocamos a todxs lxs compañerxs, organizaciones sociales, políticas y sindicales a participar de la concentración y marcha en repudio a este golpe mañana lunes 11 de noviembre a las 18 horas frente al Patio Olmos”.

#EvoNoEstasSolo
#NoAlGolpeEnBolivia

Córdoba, 10 de noviembre de 2019

Comisión Directiva Cispren.

*Prensa Cispren

El jueves pasado, en el Salón Auditorio de la Jefatura de la Policía de la Provincia de Córdoba, se llevó a cabo el primer encuentro, instrumentado por el Cispren, para la capacitación de personal policial en todo lo concerniente a la libertad de expresión y el derecho a la información. La disertación estuvo a cargo del asesor del Cispren, Miguel Julio Rodríguez Villafañe, exjuez federal, abogado constitucionalista y especialista en derecho a la información.

Por Redacción*

El acto estuvo presidido por el Director de Recursos Humanos, comisario general Marcelo Altamirano; el Subdirector de Seguridad Capital Zona Sur, comisario mayor Gonzalo Cumplido; la directora de Formación Profesional comisaria mayor Liliana Zárate Belletti y la comisaria inspectora Karina Ferreyra (Relaciones Institucionales, a cargo de Prensa). En representación del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cspren), participaron Néstor Pérez (Secretario de Organización) y Miguel Apontes (Secretario Administrativo).

Organizadores y asistentes en la apertura de la capacitación

 

Al abrir el encuentro, el comisario general Altamirano destacó “la iniciativa del Cispren al promover esta capacitación, que sumará a la formación y conocimiento de nuestro personal superior, para su traslado posterior a todos los subordinados; porque buscamos conocer con la mayor precisión todo lo concerniente al trabajo de los comunicadores, y su relación con la fuerza, reconociendo a la información como un derecho fundamental en una sociedad democrática”.

En una sala colmada de cuadros superiores de la fuerza policial, Rodríguez Villafañe se explayó ante los oficiales jefes sobre las distintas aristas del ejercicio de la profesión periodística, destacando la necesidad de comprender las funciones para las que están habilitados los comunicadores, sus límites, responsabilidades y la necesidad de articular positivamente el accionar policial y el periodístico.

Estuvo presente en esta conferencia, el tema del Registro de Trabajadores de Prensa, que el sindicato  viene trabajando, y que tiene por fin, más allá de importar un relevamiento de quienes desde distintas plataformas y con las formas diversas del ejercicio, desarrollan actividades vinculadas a la profesión periodística en todo el ámbito de la Provincia. “La credencial que emitirá el Cispren sin lugar a dudas facilitará la labor de la Policía y evitará equívocos al momento de identificar a los periodistas; las autoridades están en su derecho cuando solicitan la identificación de un periodista”, dijo el especialista.

Por lo demás, no estuvo ausente la explicación sobre distintos conceptos y la regulación legislativa con que se cuenta, desde la Constitución Nacional y Provincial, los Pactos y Convenciones supranacionales incorporados, el Estatuto del Periodista Profesional o la ley de Acceso a la Información Pública.

Protocolo

Al final, se habló de confeccionar un protocolo, donde más allá de sintetizar cuestiones básicas como el secreto profesional, la tutela de la documentación propia del periodista (agendas, apuntes, archivos), se puedan reflejar algunos límites de los y las periodistas en situaciones de crisis (delitos con rehenes, contaminación de escenarios de crímenes, violación de cercos perimetrales, muchas veces frecuente en tiempos de instantaneidad y búsqueda de la primicia).

Integrantes de la Policía y del Cispren junto al disertante Miguel Julio Rodríguez Villafañe

Este primer paso dado por la Policía de la Provincia y el Cispren, representa un verdadero hito. Puede servir de ejemplo para otras organizaciones de la sociedad civil y su necesaria articulación con los poderes del Estado, haciendo salvedad de los intereses que se representan -en el caso del Cispren la defensa de sus afiliados- pero siempre anteponiendo la idea de trabajar, desde el lugar que le compete a cada uno, por una sociedad  más justa y solidaria.

 

Prensa Cispren

 

www.prensared.org.ar

El Cispren informa a sus afiliados/as  que a partir del lunes 6 de enero y hasta el viernes 22 de febrero próximos, los niños y niñas, hijxs de afiliados y afiliadas, que tengan entre 4 y 12 años,  podrán concurrir a la escuela de verano del Suteryh que funcionará en el predio del Polideportivo “Marcelino Agüero”, en Villa Posse. Requisitos y contactos.

 por Redacción

Mediante un acuerdo cooperativo firmado entre el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) y el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal de Córdoba (Suteryh),  las chicas y chicos cuyos padres o madres estén afiliados al sindicato de prensa podrán concurrir a la escuela de verano con el pago de aranceles especiales.

El convenio fue rubricado por los respectivos secretarios generales, María Ana Mandakovic y Hugo Fernández. 

Niñes

 Modalidad y requisitos:

Inicio: lunes 6 de enero de 2020 |Cierre: Viernes 22 de febrero de 2020

 Horarios

8.30hs| Salida en colectivo desde la sede del Suteryh, ubicado en  Vélez Sarsfield 793, y regreso a las 12.30 a la misma dirección.

 Inscripciones: quienes deseen utilizar el servicio deberán llenar una ficha con los con los datos del niño y del afiliado. Es indispensable  presentar el certificado médico correspondiente. Edades: niños y niñas, hijos de afiliados al Cispren, de 4 a 12 años.

Aranceles especiales para hijos de afiliados

-Está incluido el desayuno y el transporte

-Un niño/niña: $1.500 pesos.

-Dos niños o niñas: $2.700 pesos.

-Tres niños o niñas: $3.600 pesos.

 Contacto: Administración Cispren. Obispo Trejo 365, segundo Piso|Teléfonos: (0351) 4243517 / 4229214| Interno: 158. C.E: administracioncispren@gmail.com

Prensa Cispren (Imágenes ilustrativas)

www.prensared.org.ar

En el marco del 36° Congreso Provincial de lxs trabajadores de prensa y la comunicación, y autogestionados, realizado en la ciudad de  Villa Dolores los días 1° y 2 de noviembre, los participantes debatieron en cinco comisiones. Por segunda vez, se reunieron las comisiones de Género y Juventud trabajadora de prensa. Aquí los despachos de cada una, leídos y aprobados con las modificaciones surgidas de la asamblea. 

Por Redacción

todes con sus diplomases

Foto general con el diploma tras el cierre del Congreso.

 

 ACCIÓN PROFESIONAL

 

La comisión de acción profesional debatió en torno al ejercicio de la actividad periodística. En el marco de agudas tensiones en el campo laboral y desbordantes demandas sociales que como sujetos políticos nos imponen atender, importa un compromiso creciente en el manejo de los instrumentos, los insumos y los procedimientos, a los efectos de dotar al oficio/profesión del máximo rigor, atendiendo a una certeza que se elude menos por ignorancia que por intereses corporativos: la información es un bien público, y somos los trabajadores de prensa sus legítimos garantes.

chico con diasrioEn tiempos de nuevas tecnologías y desarrollo constante de nuevas prácticas, la ciudadanía, por un lado, se empoderó y por otro pasó a ocupar espacios antes reservados a nuestro colectivo.

Aquí, debemos ser precisos en pronunciar nuestro excluyente protagonismo: los periodistas profesionales somos responsables de maniobrar con la materia que proponemos a la opinión pública. El vecino que se encuentra con un hecho y lo registra solo es un testigo, no construye la noticia.

Debemos reconocer la dificultad de armonizar la praxis de quienes, sin formación académica, intervinieron desde tiempo remoto en la elaboración de productos periodísticos, quienes habiéndose formado ocupan espacios desde el tiempo de la mecánica, y los nuevos emergentes, gestores de la virtualidad cuyas habilidades imponen la necesidad de reconocimiento taxativo en nuestro Convenio Colectivo. Son trabajadores ofreciendo un discurso que propone ser diseccionado, en tiempo real y nuevo formato.

Aquella dificultad planteada no hace otra cosa que desafiarnos en procura de arribar a una síntesis propositiva entre generaciones y prácticas complementarias. El resultado deberá alumbrar una tarea que fortalezca los postulados democráticos, interpele a los operadores de la desigualdad política y aporte densidad a la construcción de mayorías.

Por lo tanto, esta comisión propone:

-Examinar la información que surge de las particularidades del oficio, para orientar las correcciones que conduzcan a un Convenio actualizado.

-Avanzar con un relevamiento de las y los trabajadores de la actividad para la protección mutua y el intercambio de información. -Organizar encuentros formativos regionales para el intercambio de experiencias diversas. -Organizar clínicas de práctica periodística a los efectos de abordar desde distintas miradas un caso.

-Adherir al protocolo de eliminación de la violencia de género, propuesto por la comisión de género FOTO

ACCIÓN POLÍTICA Y GREMIAL

Conclusiones de las deliberaciones en comisión que se elevan a la Comisión Directiva del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren).

DSC_7938

Pablo Jiménez, Guido Dreizik y Mariana Mandakovic

-Trabajar por la plena vigencia de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual (Ley de Medios)

- Reforzar la lucha contra el trabajo no registrado (en negro), extendido entre los trabajadores y trabajadores de la prensa y la comunicación

- Avanzar en la discusión de un nuevo Convenio Colectivo, incorporando las nuevas formas que adquiere el oficio a partir de la incorporación de las tecnologías y otros aspectos

- Concretar, en base a gestiones en los organismos oficiales que corresponda, la implementación del Registro Provincial de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa

- Promover la organización en cada localidad de la Provincia de Córdoba -Abordar nuevas estrategias educativas para la concientización sindical -Exigir el pase a planta permanente de los trabajadores de Radio Nacional

-Fortalecer a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) como herramienta de lucha de los trabajadores de prensa de todo el país -Bregar por una distribución equitativa de la pauta oficial; promover una legislación para que la publicidad privada sea más igualitaria -Solidaridad con la lucha de los pueblos de Latinoamérica y el Caribe.

El debate Las deliberaciones estuvieron atravesadas por la particular coyuntura política que vine nuestro país y las expectativas, positivas, que generan la asunción de un nuevo gobierno el próximo 10 de diciembre. En ese sentido, más allá de algunas opiniones que manifestaron la preocupación por el alto porcentaje logrado por la derecha, predominó la idea “de la trascendencia que tuvo la derrota infligida por el pueblo argentino a una fuerza poderosa; esto alienta las mayores expectativas sobre una salida política a esta crisis cuyos principales perjudicados hemos sido los trabajadores y trabajadoras”.

“Nuestro tiempo, el nuevo tiempo, va mucho más allá del gobierno de Alberto Fernández; el nuevo tiempo es el pueblo que con su voto decidió que se vaya Mauricio Macri”, se dijo. En este contexto, se concluyó que resulta –a la luz de lo que se viene- trascendental el regreso del Cispren a la organización de segundo grado Fatpren (Federación Argentina de Trabajadores de Prensa). Se resaltó que el Cispren, como sindicato de base, cuenta en la nueva Comisión Directiva que asumirá en marzo próximo con tres cargos en la Fatpren: Secretaría de Organización (María Ana Mandakovic), Secretaría de Relaciones Internacionales (Guido Dreizik) y Vocalía Primera (Rosana Calneggia); esta compañera hará funcionar de hecho la secretaria de género de la Federación, hasta tanto una reforma estatutaria incorpore el cargo.

Retomando el debate sobre el papel de los y las trabajadores y trabajadoras de prensa, se planteó el cúmulo de demandas al poder político acumuladas por el campo popular en estos años de gobierno neoliberal. “No podemos exigir a Alberto Fernández lo que no exigimos al presidente  Macri”, se sostuvo.

De ahí que se hizo hincapié en “la necesidad de aportar, desde nuestro lugar, junto a los distintos sectores con los que tenemos afinidad (centrales obreras, otras organizaciones gremiales, Fatpren), para recuperar cuanto se ha perdido y avanzar en las soluciones a nuestras problemáticas; nuestro colectivo de trabajadores y trabajadoras de prensa forma parte de todo el campo popular que ve con entusiasmo el proceso político que se iniciará en poco más de un mes; debemos trabajar para incorporar a la agenda nuestras demandas”.

Y en tanto como organización gremial se tiene un rol en la lucha por un país más justo e igualitario, se dijo que “no podrá estar ajena en nuestra larga lista de demandas, la necesidad de luchar por una disputa de la renta para acortar la brecha de desigualdad que tenemos”. Se trata de la renta agraria, minera, de la pesca, petrolera y financiera. Paralelamente “debemos pensar en desarrollar las industrias naviera, aeronáutica, ferroviaria y por sobre todo la tecnológica”, se insistió.

jovern de políticaEstuvo presente en las discusiones la Ley de Medios que por decretos de necesidad y urgencia fue modificada a pocos días de la asunción del gobierno de Mauricio Macri. “Es preciso, más allá de que deberán incorporarse modificaciones relacionadas a las nuevas tecnologías y la llamada convergencia, que adquiera plena vigencia la de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual (Ley de Medios)”. Se destacó asimismo una fortaleza del pueblo argentino: “En cuatro años, a pesar de todos los embates, se defendió paritarias, la salud y educación públicas, se dijo no a la reforma laboral, se rechazó el intento de dos por uno para los genocidas”.

Se abordó igualmente que es preciso darse estrategias para incorporar a la organización a las nuevas generaciones de comunicadores, para sumarlas al sindicato. Se trata de los jóvenes comunicadores que se vuelcan al trabajo de prensa y comunicación, de manera diferente, empleando las nuevas tecnologías, con relaciones laborales diferentes. En este punto, y más allá de las actualizaciones necesarias para contener a todos y todas quienes se desempeñan en este oficio, se dejó claro que no se pueden resignar las conquistas: “No somos culpables los trabajadores de la precarización, de la desocupación, de la pobreza”.

Y se resaltaron las nuevas formas de precarización laboral con las que habrá de lidiarse: la uberización, el emprendedurismo, las plataformas. “La resiliencia del neoliberalismo no podemos ignorarla”, se remarcó. Las discusiones que se fueron en la comisión desde una perspectiva de género, se pueden sintetizar en el siguiente concepto: “El sistema patriarcal está instalado, nos condiciona en la forma de construcción de poder y responde directamente a la lógica de reproducción del sistema capitalista. Por eso resulta imperioso avanzar en su destrucción, tomando el ejemplo del movimiento feminista y comprendiendo que es una batalla cultural determinante para conseguir la igualdad y la equidad social”.

La defensa del trabajo de los comunicadores, el bregar porque el Estado dote de garantías para el mejor desenvolvimiento profesional, estuvo presente en la discusión de la comisión, mencionándose cómo distintas acciones encaradas por la Comisión Directiva del Cispren apunta en esta dirección: a) El avanzar en la formalización de un Registro Provincial de Trabajadores y Trabajadoras de la Prensa y la Comunicación que contará con el aval de la Provincia de Córdoba.

b) El reclamo a las autoridades por la seguridad de los compañeros toda vez que realizan su trabajo en la calle, ante organismos públicos o dependencias judiciales; y que derivó en una Capacitación que hará el sindicato (tarea encargada al especialista en Derecho a la Comunicación –y asesor del gremio- Miguel Julio Rodríguez Villafañe) dirigida a los cuadros superiores y jefes departamentales de la Policía de la Provincia de Córdoba.

A partir del latiguillo de la derecha por los “70 años de decadencia”, apareció en la discusión cómo puede contraponerse y revertir el sentido que le da la derecha a esto. “Debemos hablar de los setenta años de la Constitución de 1949, que consagró los derechos sociales como nunca se había dado en la Argentina y que fue derogada por una dictadura en 1957”.

COMISIÓN DE ACCIÓN SOCIAL

Las y los participantes de la Comisión de Acción Social realizamos en primera instancia una evaluación de las políticas llevadas a cabo por el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación. En ese sentido se discutió sobre  la situación de la Obra Social de Empleados de Prensa de Córdoba, enmarcada en la crisis económica actual, tras cuatro años de ajuste salvaje del gobierno macrista.

En este etapa hemos asistido al brutal quiebre del principio solidario de la seguridad social, con la estrepitosa caída del salario y el crecimiento del desempleo, acompañado por políticas estatales que han beneficiado claramente a las empresas de medicina pre paga en detrimento de las obras sociales de los trabajadores. No obstante esta situación híperagravada, tiene años de historia, historia que comienza en la década del 90 cuando el menemato desreguló las obras sociales, con el objetivo de que los trabajadores perdieran su identidad sindical de origen e ingresara el capital tanto nacional como extranjero a tomar sus aportes con la única finalidad de acrecentar sus ganancias.

Chicos partipan

La desregulación provocó  así el éxodo de laburantes de medios y altos ingresos al sistema prepago, rompiendo el principio de solidaridad que dio sustento a la seguridad social, es decir que los trabajadores con mejores salarios subsidiaran a los de menores ingresos.

Hoy el panorama es desolador, ya no sólo porque los costos del mercado de la salud son insostenibles con el nivel de salarios de la mayoría de la clase, sino por la pérdida de puestos de trabajo y el avance de la precarización laboral que  supera el 40% en Argentina.

La ausencia del Estado y sus políticas de recesión, han generado la necesidad de que las organizaciones sindicales debamos repensar  diferentes estrategias de contención social para los trabajadores. En ese sentido desde el Cispren hemos pensado en una multiestrategia, haciendo pívot en el gremio, la obra social y en  la futura Mutual de Prensa y Comunicación, que estamos constituyendo para iniciar el año 2020 con un nuevo diseño en materia de acción política y social. Abordaremos así nuestra llegada a cada uno de los trabajadores y las trabajadoras con el concepto de caja de herramientas, donde a aquellos que desarrollan tareas en medios formales, les ofreceremos obra social y beneficios sindicales, mientras que al resto que se desempeña en medios informales o en el sector de la nueva comunicación, buscaremos sumar al proyecto de Mutual de Prensa y Comunicación.

La Mutual como organización sin fines de lucro y horizontal crecerá así en los distintos rincones de la provincia adonde estén asentándose los nuevos medios, para dar respuesta adecuada a las necesidades específicas de sus asociados en su mismo contexto. Entendemos que el proyecto mutualista entronca adecuadamente no sólo con el contexto ya descripto y con las necesidades emergentes, sino también con la  tradición mutualista y cooperativa vigente en el interior profundo de la provincia.

Córdoba, como se sabe, es el distrito con mayor cantidad de cooperativas de servicios en todo el país. Nuestra mutual deberá trabajar la promoción de la salud, el desarrollo social y cultural de nuestros trabajadoras, el deporte, la creación de espacios de contención de la problemática laboral, trabajar el debate de los derechos de la prensa y a la visibilización de los nuevos medios.

Confiamos asimismo que contaremos con el apoyo del resto del movimiento de la economía social y solidaria de la provincia. Sin embargo, no estamos hablando de una mutual más. Estamos dando nacimiento a un espacio de participación pública de trabajadoras y trabajadores que debe salir de los cánones tradicionales del movimiento mutual.

Debe propender a la construcción del movimiento de prensa en la provincia y el país, proveer a la defensa integral de las nuestras y los nuestros y a trabajar en conjunto y en paralelo con obra social, con sindicato, y con otras organizaciones libres del pueblo para la defensa integral de esta nuestra actividad, que está hoy en su mayor desafío histórico.

La nueva comunicación será democrática, será horizontal, será participativa, será popular o no será. La vieja contradicción que ha trabado el desarrollo nacional y que en 200 años nos ha dejado una Nación inconclusa, hoy se expresa en nuestro campo en el monopolio de los gigantes de la Internet o la comunicación popular en manos del pueblo.

GÉNERO E IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

WhatsApp Image 2019-11-05 at 3.17.12 PM

Chiques debatiendo el protocolo

Les trabajadoras y trabajadores de la prensa y la comunicación encaramos el debate a partir de la caracterización de este “nuevo tiempo” que nos toca enfrentar, a sabiendas que el profundo daño que generó la crisis macrista de estos últimos cuatro años causó en nuestro sector una gran devastación que se traduce en despidos, cierre y vaciamiento de medios públicos y privados, ajuste y silenciamiento de voces.

Este escenario se agudiza más cuando les trabajadores de prensa es mujer o persona de identidad de género diversa. Es necesario que el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación esté a la altura de abordar todas estas problemáticas con una perspectiva y políticas de género acordes al “nuevo tiempo” que evocamos, pero que necesariamente será también FEMINISTA, ANTICAPITALISTA, ANTIPATRIARCAL y en defensa de los derechos de todes.

Es urgente que nuestra institución sindical avance en materia de derechos sindicales en favor de las compañeras trabajadoras de prensa, atendiendo a las problemáticas inherentes al género y ligadas íntimamente a nuestra condición de mujeres cis, lesbianas, trans y no binaries.

La visibilización de todas estas identidades es el paso primero, nombrarlas, reconocerlas y respetarlas no puede ser una materia pendiente, no es mañana, no es más tarde, es hoy, ahora. En función de esta urgencia es que la comisión de género e igualdad de oportunidades puso a consideración de las compañeras participantes el “Protocolo de eliminación de violencia de género”… para realizar aportes desde lo horizontal y colectivo, y por consiguiente avanzar en la aprobación por comisión de congreso de esta herramienta creada a partir del documento del congreso 2018 en esta misma comisión, que por aquel entonces sesionaba por primera vez.

Periodistas mujeres congreso

Marta Maezzo, Mónica Reviglio, Silvia De la Peral, Mariana Mandakovic, Beatriz Molinari, y Nidia Abatedaga, posan antes de los debates en comisión.

PROPUESTAS:

-Realizar un acto público y simultáneo en las distintas delegaciones de la provincia para presentar el PROTOCOLO DE PREVENCIÓN DE VIOLENCIAS DE GÉNERO PARA EMPRESAS PERIODÍSTICAS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA el próximo 25 de noviembre, en el marco del día internacional de la no violencia hacia las mujeres en memoria de María Teresa, Patria y Minerva Mirabal, quienes fueran brutalmente asesinadas por el dictador dominicano Leónidas Trujillo para intentar callar sus voces y cortar sus alas, sin embargo, las mariposas siguen en vuelo. Y participar como Cispren de la marcha conmemorativa de esa fecha.

-Crear una agenda pública y colaborativa de contactos para producir contenidos desde una perspectiva de género y atendiendo a la necesidad de visibilizar a mujeres y personas de identidades de género diversas en los medios de comunicación. Esta agenda estará disponible en nuestra agencia de noticias Prensared para uso y consulta de todes les que la necesiten.

-Utilizar y socializar con nuestres afiliades las herramientas de la Defensoría del Público y Naciones Unidas en materia de la aplicación del lenguaje inclusivo y comunicación no sexista. Para materializar este punto, la comisión de género se compromete a difundir estas herramientas a través de las redes sociales con la creación de material audiovisual acorde y capacitación para delegaciones. -Acompañar la iniciativa política del Registro Provincial de Trabajadores de prensa como garantía del reconocimiento definitivo de nuestra tarea y de la libertad de expresión y el libre ejercicio de nuestro oficio.

-Adherir a lo resuelto en la Asamblea Nacional de Trabajadoras de Prensa en el marco del 34 congreso  plurinacional de mujeres en La Plata, a saber: realizar una actividad simultánea en todo el país para el 25 de noviembre y otra el 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora. -Evaluar el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT)  en función de las necesidades de las mujeres y de las personas con identidades de género diversas para garantizar la inclusión de los derechos que corresponden a nuestras problemáticas.

COMISIÓN DE JUVENTUDES TRABAJADORAS

La comisión de juventudes trabajadoras se reunió por primera vez en el 35 Congreso desarrollado en la ciudad de Córdoba, con el objetivo de visibilizar aún más los nuevos y también algunos roles laborales con más años, con los que trabajadoras y trabajadores nos encontramos. Así decidimos conformar un espacio que se auto definió como juventudes trabajadoras, entendiendo que los límites no son etarios, pero que sí interpelan de lleno a las nuevas generaciones de trabajadoras y trabajadores.

Este espacio se reconoce como un espacio heterogéneo, que entiende que es fundamental fortalecer el gremio desde una mirada diversa, contemplando a estas y estos nuevos actores. Roles vinculados a la comunicación institucional, política o de redes sociales, nos proponen los desafíos de ampliar las bases del gremio para integrar comunicadoras y comunicadores que realicen otras tareas además del periodismo. Jovenes debaten Sumar es la tarea En un escenario de dispersión del campo popular, las y los trabajadores argentinos comenzaron a plantear procesos de unidad bajo un proyecto político que tenga como fin fortalecer a las organizaciones para hacer frente a los nuevos embates contra las y los trabajadores. El contexto de la labor periodística y comunicacional es de suma precarización.

Las redes sociales, los proyectos disfrazados de sociedades entre trabajadores y patrones, y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios o retribuciones debido a la crisis que ha profundizado la brecha de desigualdad en los últimos años, nos exigen fortalecer al movimiento trabajador. Es importante precisar que la autogestión de medios es una opción cada vez más practicada, al punto tal que hay un altísimo porcentaje entre nuestras y nuestros afiliados que se organizan de esta manera.

Proponemos:

-Fortalecer el proyecto de empadronamiento, como acción para fortalecer el gremio. -Seguir apostando a las campañas de afiliación con distintas estrategias para apelar a identidades laborales no representadas.

-Ofrecer cursos y capacitaciones, fortaleciendo un área que brinde herramientas a las y los afiliados; acompañamiento para la conformación de nuevas formas asociativas que emprendan la tarea de comunicar, y plantear una estrategia de captación de esas nuevas identidades.

-Reforzar los proyectos de ley o fomento, provinciales y nacionales, de fortalecimiento de medios auto gestionados, en un contexto de crecimiento de este tipo de gestión.

-Fortalecer la vinculación sectorial en el territorio, articulando con organizaciones e instituciones. Es fundamental continuar fortaleciendo al gremio, ya que el contexto así no los exige. En este sentido celebramos la instancia de FATPREN y la alianza con distintas organizaciones, entendiendo que es el camino para lograr un espacio de las y los trabajadores con más fuerza.

 

Prensa Cispren

Fotografía: gentileza de Julio Pereyra, Agustín Fontaine Casteló y Santiago Torrado

www.cispren.org.ar

El Cispren expresa sus condolencias a su familia y amigos. Es un día de luto para la prensa y la cultura de Córdoba y el país, expresa el parte de prensa firmado por la Comisión Directiva del sindicato de prensa.

Por Redacción

Como un golpe impredecible e injusto recibimos lxs trabajadores de prensa la muerte del querido compañero Sergio Schmucler, con quien durante mucho tiempo desde el Cispren compartimos numerosos ciclos de cine, proyectos, jornadas, nuestro concurso Rodolfo Walsh y tantas apuestas en la eterna construcción de una Patria para todos.

Son muchos los espacios que compartimos junto a Sergio. Los ciclos de cine, su dirección en el proyecto editorial de la revista “La Intemperie”, los foros de la Calle Ancha que se realizaban en Radio Nacional Córdoba donde promovió innumerables debates sobre los temas que hacen al devenir de nuestro país, nuestro pueblo y su destino.

Guionista, escritor, cineasta, cuántos sustantivos podrían acompañar al amigo de esta casa que se nos va. Profesional comprometido, verdadero intelectual del campo popular, compañero imprescindible, lúcido creativo, Sergio quedará para siempre entre nosotros como la persona integral e íntegra que transformaba en simple las tareas complejas y que volvía posible lo apenas imaginado.

Su legado pervive en las paredes de nuestro Centro de Documentación y de nuestra casa, como en otras sedes comunes del pueblo trabajador. Ojalá sepamos honrarlo. El Cispren expresa sus condolencias a su familia y amigos. Es un día de luto para la prensa y la cultura de Córdoba y el país.

Fotografía Archivo

www.cispren.org.ar

Discurso completo pronunciado por de la Secretaria General del Cispren, en la apertura del 36° Congreso Provincial de Trabajadores de Prensa y la Comunicación, y Autogestionados, realizado los días 1° y 2 de noviembre de 2019, en la ciudad de Villa Dolores.

Por Mariana Mandakovic*

Bajo esta consigna abrimos una nueva jornada de debate dando inicio al trigésimo sexto Congreso Provincial de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa y de la Autogestión.

Necesitamos un nuevo tiempo que nos proyecte como pueblo, que genere espacios de debates sobre nuestro destino, sobre nuestra identidad como trabajadores y trabajadoras.

Necesitamos un nuevo tiempo que nos brinde la posibilidad de ser hacedores de nuestro futuro, de concretar los sueños, de pensar un país más inclusivo, más equitativo, más igualitario. Esto nos demanda el esfuerzo de mirarnos como clase y revalorizar nuestro lugar en la sociedad.

Hoy no es sólo nuestro país el que transita una de las crisis más grandes de la economía capitalista y esto tiene consecuencias directas para los pueblos. El proyecto político (de las clases dominantes) que representa el neoliberalismo resulta ser -entre otras caracterizaciones -complejo, diverso, dinámico y, sobre todo, resiliente. No hay modelos perfectos. Nuestros hermanos chilenos y ecuatorianos saben de eso.

En cada país, en cada sociedad, este proyecto neoliberal se ha manifestado de diversas maneras, pero en todos los casos impone  la idea de que la producción y la reproducción de las relaciones sociales deben sujetarse al poder y al libre juego de las fuerzas de mercado. Una gran mentira: el mercado no nos regala nada, en todo caso nos quita derechos, nos quita fuerzas, y nos impone miseria, hambre, desocupación.

Nos quita soberanía. Una vez más, la entrega de la soberanía económica a manos de endeudamiento vía Fondo Monetario Internacional, condiciona la vida del conjunto de la sociedad. La dolarización de las tarifas de servicios esenciales, frente a la pesificación y el congelamiento de los salarios, sumado a la creciente e imparable inflación y a la destrucción del aparato productivo, ha generado que millones de argentinos cayeran por debajo de la línea de la pobreza.  Construir nuestra propia estrategia como trabajadores y trabajadoras en este contexto es una imperiosa necesidad.

Tierra arrasada

Luego de cuatro años de ajuste y de retrocesos en derechos fundamentales para los trabajadores y trabajadoras, de ataque avieso a nuestras organizaciones, nos expresamos libremente en las urnas. Los resultados electorales alientan un cambio de escenario; la salida de este Gobierno Nacional que encarnó un neoliberalismo salvaje es el fruto de un sin fin de luchas y resistencias populares, con la presencia de numerosas organizaciones sindicales, sociales y políticas en la calle reclamando lo que nos corresponde, construyendo un poder popular capaz de equilibrar las desigualdades propias de estos modelos excluyentes en cualquiera de sus versiones.

Las soluciones no son mágicas y mucho menos dependen de una sola persona. Dependerá de nuestra capacidad para organizarnos y construir ese poder popular para generar cambios profundos que favorezcan a los y las trabajadoras en su conjunto y no transitar por un camino resignado, con módicos objetivos.

Y es que  “la tierra arrasada” que deja la experiencia macrista, importa, sobre todo, un gran condicionante a la hora de avanzar con transformaciones y recuperar paulatinamente todo lo perdido.

Nuestra responsabilidad, entonces, es mayúscula: El poder real, fortalecido en estos últimos años, busca que el gobierno ungido por las urnas el 27 de octubre no vaya más allá de “administrar la crisis”. Nuestra responsabilidad será coadyuvar, desde el lugar que nos toca como organización gremial, para consolidar este proceso político que se abre, y que podamos trascender las meras “buenas expectativas” que nos despierta; debemos aportar nuestra militancia, nuestra experiencia sindical; haciéndonos cargo del rol político que nos compete como trabajadores y trabajadoras, en pos de avanzar hacia la construcción de la Patria que soñamos: con justicia social, con la inclusión de todos y todas, con los brazos abiertos para integrarnos a los pueblos hermanos de la región.

Los trabajadores y trabajadoras de prensa y la comunicación popular no salimos indemnes de estos cuatro años de neoliberalismo: sufrimos en carne propia sus consecuencias; 4500 puestos de trabajo menos en todo el país; retiros voluntarios. El cierre o achicamiento de medios, la incertidumbre por la caída permanente de nuestros salarios, el vaciamiento de los medios públicos y la indiferencia para los medios alternativos, populares y comunitarios, es el corolario al que nos enfrentamos diariamente.

Sabemos con lujo de detalles que la industria de los medios a nivel mundial continúa y continuará transformándose a pasos agigantados de la mano de las nuevas tecnologías y formas de comunicación. Internet ha penetrado en la industria de los medios cambiando los hábitos de consumo, dispersando las audiencias a través de múltiples plataformas digitales y priorizando el entretenimiento sobre la información.

Somos imprescindibles

Existen tantas formas de trabajo como posibilidades de generar y producir información. Para los que aún tenemos el raro privilegio de trabajar en relación de dependencia, esta realidad nos obliga a adaptarnos, a flexibilizarnos, precarizarnos y tener que responder a las exigencias de un mercado laboral que cada vez está más lejos de pensar en la necesidades de información de la sociedad. La manipulación y las operaciones en torno a las noticias se mezclan cotidianamente en el ejercicio de nuestro oficio. Paralelamente, y con gran esfuerzo, existen un sin número de proyectos comunicacionales vinculados a la autogestión, a cooperativas de trabajo, a la comunicación popular, que avanzan más allá de la adversidad para garantizar el derecho humano de la comunicación.

En todos los casos, en todas estas experiencias de medios privados, públicos o populares, existimos trabajadores y trabajadoras productores de información, de noticias. En este contexto, somos  los y las periodistas, los y las comunicadoras populares imprescindibles. Sí, imprescindibles.

En un mundo donde todo se esfuma, donde todo circula a alta velocidad necesitamos detenernos a pensar en la función social de nuestro oficio. Nadie lo va a hacer por nosotres. Y ocultar esa función social es atentar contra la democracia porque la información es la materia prima necesaria para constituir un sistema democrático que sea la base para consolidar una sociedad movilizada, cuestionadora, atenta, a la que nadie se atreva a pasar por encima.

El convenio

Los movimientos feministas  han logrado interpelar masivamente los viejos paradigmas y hace crujir las formas patriarcales de dominación.   No hay dudas que las relaciones de género son relaciones de poder, donde existe subordinación, jerarquización y, por tanto, necesariamente, desigualdad y violencias. Por eso y de a poco vamos desenmascarando al patriarcado como un sistema de dominación social, que reproduce la desigualdad. Este no es un problema sólo de las mujeres o diversidades, debe ser una preocupación de los trabajadores y trabajadoras como

clase social porque  la creación del poder popular es inescindible de la batalla cotidiana por acabar con toda forma de opresión, siendo la opresión de género una de las más antiguas y consolidadas.

La unidad de los trabajadores y trabajadoras es clave para enfrentar este proceso. Desde nuestras identidades, desde cada una de nuestras historias, organizados desde las bases y movilizados con objetivos comunes, seremos protagonistas de este nuevo tiempo.

No hablamos de la unidad de sellos, necesitamos cimientos fuertes, profundos, que nos sirvan para marcar un rumbo colectivo. Tenemos una ventaja, un denominador común y es que somos los dueños de lo único que produce valor en el capitalismo: NUESTRO TRABAJO.

Por eso hoy nos convocamos a discutir las formas de fortalecer la organización colectiva porque necesitamos involucrar a todos y todas las compañeras y compañeros que trabajan en la actividad.

Necesitamos un Convenio Colectivo que nos contenga a todos y todas, desde donde podamos reconstruir la actividad de prensa y la comunicación desde las distintas experiencias comunicacionales reafirmando nuestra institucionalidad con la firme idea de dar la disputa frente a los medios formales y exigiendo al Estado su participación para garantizar la defensa de nuestro oficio.

Autogestionados

Hoy, la autogestión se ha convertido en la única alternativa para poder trabajar. Son los medios alternativos, comunitarios, populares, colaborativos y cooperativos los que pese a toda adversidad sostienen la voz de los sectores sociales y políticos que no tienen voz.

La comunicación es una herramienta de transformación social y en esos términos la concebimos. Defendiendo lo nacional, lo local o regional y lo comunitario como forma de expresión y desarrollo social.

Reconocer particularmente a estos trabajadores y trabajadoras, asegurar el ejercicio del oficio de todas y cada uno de ellas, es un nuevo desafío que como organización sindical vamos a dar con la implementación del Registro de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa y la Comunicación y con el reconocimiento del Estado Provincial y de la Universidad Nacional de Córdoba. Porque podrán cerrar todos los medios pero los que no cerramos, los que no bajamos los brazos somos los trabajadores y trabajadoras. Ese registro debe ser una base para organizarnos y garantizar derechos para los que sostenemos el paradigma de la libertad de expresión, la pluralidad de voces y el acceso a la información de toda la sociedad.

Tenemos mucho por hacer y pensar. Se abre una nueva etapa que pone a las y los trabajadores como protagonistas con una oportunidad de ofensiva para la construcción de un proyecto soberano y democrático que juegue en beneficio de las grandes mayorías. Porque como lo señala el escritor y filósofo Noan Chomsky: “Mientras la población general sea pasiva, apática y desviada hacia el consumismo o el odio de los vulnerables, los poderosos podrán hacer lo que quieran y los que sobrevivan se quedarán contemplando el resultado”.

Porque nos reconocernos como hacedores de la historia colectiva, bienvenidos al 36º Congreso de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa y la Comunicación Autogestionada.

*Periodista. Secretaria General del Cispren

Intertítulos: Prensa Cispren

Fotografía Bárbara Arias

Apertura y actividades

Cierre del Congreso

www.cispren.org.org