El Cispren continúa denunciando que el salario básico de prensa está bajo las líneas de  pobreza e indigencia. La paritaria sigue estancada. El sector continúa en estado de alerta, movilización y asamblea permanente ante la intransigencia patronal de tirar una propuesta sensata en las paritarias de prensa. La semana última hubo caravanas, asambleas y ruidazos  en toda la provincia.

Por Redacción*

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren) rechazó por “insignificante” la propuesta empresarial que se presentó en la audiencia realizada el último viernes, en la delegación de la Secretaría de Trabajo de la Nación.

El gremio ratifica el estado de alerta, movilización y asamblea permanente en todos los medios de la provincia. Tras casi cuatro meses de audiencias, en donde las empresas no ofrecieron ningún aumento, y sin cerrar la escala de noviembre de 2023, el viernes último los representantes de las empresas patronales propusieron solo un 10 % más y dos bonos de 60.000 pesos. «En la mesa de negociación ofrecen menos de lo que han anunciado o dado a cuenta en cada empresa, vaciando la mesa en una clara muestra de mala fe negocial», expresó el secretario Gremial, Andrés Fundunklian.

«Los trabajadores de prensa estamos en emergencia.  El 4 de marzo se cumplen cuatro meses del inicio de la negociación  y seguimos estando sin una propuesta salarial acorde a las necesidades de las y los trabajadores de prensa. Seguimos discutiendo con las empresas, poniendo la cara, y que nos digan que las empresas están mal cuando sabemos que se han  enriquecido con la pauta oficial, es una situación insostenible«, manifestó Fundunklian.

Cabe acotar que la inflación registrada para el mes de diciembre fue de un 25.5 %o, y en enero un 20.6 %, sumado a que para febrero se proyecta también casi un 20%, licuando los salarios y el poder adquisitivo de las y los trabajadores. La oferta  patronal es una verdadera burla y la paritaria del sector sigue estancada.

La semana pasada, con asambleas, ruidazos, radio abierta y caravanas, se realizaron acciones frente a los principales medios de esta capital y, el jueves último en las ciudades de Río Cuarto, Villa María y San Francisco.

En Río Cuarto

En la ciudad de Río Cuarto se realizó, enfrente de la Municipalidad, una movilización con una radio abierta donde trabajadoras y trabajadores manifestaron la grave situación por el que atraviesan las paritarias de prensa. En la oportunidad, la secretaria General, María Ana Mandakovic, denunció cómo los empresarios periodísticos juegan «con algo tan sensible como lo es el salario de las y los trabajadores donde es difícil encontrar que los medios reflejen o difundan lo que sucede en el sector».

“Así llegamos a esta situación en donde hay un gobierno nacional que nos promete el ajuste como única esperanza. Es impresionante cómo la transferencia de recursos de nuestro trabajo se la están llevando en pala unos pocos en su beneficio. Vivimos haciendo esfuerzos como trabajadores, ciudadanos, comunidad, país, y ya no se habla más del acuerdo inflacionario que lo hacen a costilla nuestra.”

“Los trabajadores de prensa la venimos padeciendo. No sólo nos quieren hacer creer que quienes trabajamos en relación de dependencia somos privilegiados, sino que también la vienen sufriendo los trabajadores de los medios públicos, como en Córdoba el caso de los SRT (Servicios de Radio y Televisión) y Radio Nacional, en donde si se ajusta el presupuesto de educación sabemos que los compañeros y compañeras pierden puestos de trabajo.  Pero también lo sufren los medios autogestivos y cooperativos quienes han estado trabajando para garantizar el pluralismo informativo”.

La secretaria General acotó que “nadie se salva solo”, por esto es que “tenemos que generar una lucha con otro paro nacional y con todas las medidas de fuerza que nos permitan instalar que con nuestro trabajo no se metan. A la lucha se la vamos a dar entre todes, y el Cispren va a acompañar a los demás trabajadores en toda la provincia”.

Por su parte, Funduklian destacó que, por ejemplo, con un salario básico en Río Cuarto de 218 mil pesos, y de 252 mil pesos en Córdoba Capital es imposible seguir así. Resaltó que hace cuatro meses el Cispren asiste a audiencias en donde las empresas que «recaudaron millones con la pauta oficial, no llevan ninguna propuesta salarial. Una pauta que no llega a los trabajadores. Han recaudado millones y millones y muchos de esos medios que dan por fuera aumentos a cuenta. ¿Cuánto tiempo más vamos a aguantar esta situación? No queda otra que salir a la calle a manifestarnos”.

Salarios bajo la línea de indigencia

Durante el mediodía del día jueves, en Villa María, la caravana pasó por la redacción del diario El Puntal y la radio de Villa María, que pertenece al Grupo Apolo (de la constructora Codesur). Rosana Calneggia, secretaria General de la seccional Villa María, expresó que el lema del presidente Milei «no hay plata también es el de los propietarios de los medios que el año pasado se enriquecieron con la pauta publicitaria y ahora dicen que están en crisis. En realidad, los que estamos en emergencia somos nosotras y nosotros que tenemos los salarios congelados, bajo la línea de indigencia y nos ofrecen cero por ciento de aumento.”

Calneggia resaltó que la disputa no es solo económica sino también política. “Hay una demonización  de los trabajadores y sus organizaciones sindicales que se refleja en el DNU y la Ley Ómnibus, y por supuesto estos medios representan el pensamiento de estos empresarios”.

Una vez más se denunció que el empresario Cristian Segundo Sosa Barreneche – titular de LV16 Radio Cuarto y LV28 Radio Villa María-, actual subsecretario de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) del gobierno de la provincia de Córdoba, despidió a un delegado con inmunidad gremial en Río Cuarto, apretó a trabajadores en la Radio de Villa María para firmar contratos «truchos», y paga el sueldo en cuotas. » Nos negrea, violenta,  desconoce como gremio e impide el ingreso a esta emisora. Tenemos una radio con cincuenta años de historia, compañeros que se fueron a otros lugares por la calidad periodística de su trabajo. Es un semillero y se paga miserias. ¿Quién no conoce a Radio Villa  María en la ciudad? Sin embargo, la vino a vaciar. No le interesa la producción periodística local, retransmite de otras emisoras.

En San Francisco, la caravana pasó por los medios de La Voz de San Justo y El Periódico y el Canal 4, para concentrarse en el centro de la ciudad en donde se entregaron volantes y se informó a la ciudadanía el crítico estado de los magros salarios de prensa.

En las diferentes actividades hubo numerosas muestras de solidaridad en cada uno de los distritos. Mientras que en Río Cuarto acompañaron solidariamente ATRAC (Asociación Argentina de Trabajadores de las Comunicaciones), ATE, ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad), Sindicato de Empleados Municipales de Río Cuarto, Central de Trabajadores Autónoma, representantes del Centro de Estudiantes de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), Federación de Cooperativas de Trabajo; en Villa María se sumaron compañeras y compañeros de Ia Asociación Permanente de Derechos Humanos, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba, CGT, CTAA, trabajadores barrenderos, Intersindical de Mujeres; y en San Francisco, estuvieron presentes, entre otros, la Unión Obrera Gráfica, Sindicato de la Alimentación, y La Bancaria.

Imágenes: La Garganta Poderosa – Cispren

*www.cispren.org.ar