El próximo martes 5 de marzo se realizará un paro de  trabajadoras y trabajadores de prensa ante la miserable propuesta de las empresas periodísticas y la grave situación salarial y de condiciones de trabajo que se padecen en los medios de la provincia. La medida de fuerza fue ratificado por la Comisión Directiva y el Cuerpo de Delegados tras asambleas realizadas en los diferentes medios.

Por Redacción*

Ante la miserable y provocadora postura de las empresas periodísticas en las últimas mesas de la paritaria y la paupérrima situación salarial y de condiciones de trabajo que se padecen en los medios de la provincia, las asambleas de trabajadores y trabajadoras votaron la realización de un PARO de actividades que fue ratificado por la Comisión directiva y el plenario de delegados. La medida de fuerza fue anunciada para el próximo martes 5 de marzo.

Tuvimos que soportar más de tres meses sin una propuesta de aumento y cuando las empresas se dignan a moverse del 0% que sostuvieron por casi 20 audiencias, el ofrecimiento consiste en sumas fijas no remunerativas que son una burla.

El salario básico de las y los trabajadores de prensa en Córdoba Capital está congelado en 254 mil pesos desde octubre. En el resto de la provincia es todavía más bajo. Estamos bajo la línea de la indigencia y eso no se puede tolerar.

Para que quede bien claro: cualquier trabajador/a de los medios más importantes de Córdoba con una antigüedad promedio gana entre 350 y 400 mil pesos. En muchos casos, todavía menos. Somos pobres y no nos da vergüenza decirlo. Los que se deberían poner colorados son los directivos de las empresas. Dicen que están en crisis financiera, pero no quieren mostrar los números. ¿Cómo creerles? El año pasado recaudaron millones de pauta oficial pero niegan un aumento de 12,8% para noviembre. Es inadmisible.

La inédita crisis salarial y enorme precarización es moneda corriente en las redacciones de medios privados. Lo mismo ocurre con los medios públicos, mientras que la crisis salarial se acentúa en los autogestivos. Ambos sectores muy castigados con las últimas decisiones del Gobierno nacional.

Todo lo enumerado no es nuevo y por eso estamos en un estado de lucha permanente con medidas de fuerza, asambleas, ruidazos, manifestaciones y visibilización de un conflicto que siempre nos cuesta difundir porque los reclamos de prensa son los que tienen menos prensa. Por supuesto que en los últimos meses la situación se agravó de manera escandalosa y luego de un verano terminal, este PARO es la única alternativa.

Sabemos que será contundente. Vamos todos y todas. La salida es colectiva. Es ahora. Es urgente.

*www.cispren.org.ar