Hoy se cumple en la provincia un paro provincial por 24 horas dispuesto por el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) frente a la intransigencia de las empresas al reclamo de una actualización salarial que responda a la Canasta Básica Total y en repudio a las amenazas verificadas en algunos medios.

Los trabajadores y las trabajadoras de prensa de Córdoba estamos de PARO, en el marco de una paritaria que las patronales insisten en “congelar”, apenas ofreciendo mínimos e inaceptables reajustes, cuando la inflación, alimentada por la voracidad de los clientes de los medios, es un fuego en el que arden los que menos tienen.

El salario es de pobreza extrema para la BASE y el segmento MEDIO de la pirámide que conforma la actividad de prensa; en los grandes medios, el salario apenas alcanza un mejor rendimiento por los “Acuerdos de Parte” que las empresas usan como estrategia para desactivar la lucha colectiva; aún así, la paga no se corresponde con la responsabilidad y el compromiso que significa maniobrar con la información en el terreno público.

Hoy el Sindicato de Prensa (Cispren) se convoca a las puertas de Canal 12 (Grupo Clarín), en tanto en ese medio las amenazas de la patronal se traducen en despidos cuando algún trabajador/a no se alinea a sus pretensiones editoriales o se recuesta sobre sus derechos gremiales.

Otro tanto ocurre en Cadena 3, un medio de prensa que se ofrece a un pueblo cada vez más herido de injusticias, socavando los derechos de sus propios trabajadores/as, toda vez que ante el menor amague de afiliación al sindicato surge la amenaza directa de despido. En ese medio popular, los trabajadores/as no tienen permitido hacer asambleas. En ese medio “tan del pueblo”, actor central en la negociación paritaria, no hay delegados gremiales porque el derecho a elegirlos está suprimido de facto. La impostura es el sello distintivo de las empresas periodísticas en Córdoba. Decir y hacer nunca van de la mano.

Comisión Directiva CISPREN

25-11-21