El Cispren solicitó audiencias con senadores y senadoras nacionales por Córdoba para plantear los temas que preocupan en el ámbito comunicacional, la vigencia del DNU que afecta a trabajadoras y trabajadores de medios y la posible privatización de medios públicos. El lunes último hubo audiencia con el senador Luis Juez.

Por Redacción*

Este lunes 12, el senador por el Frente Cívico (Juntos por el Cambio) Luis Juez, recibió en la sede de su partido a representantes de este sindicato y a trabajadores de Radio Nacional Córdoba. Por el Cispren participaron de la audiencia la secretaria General, María Ana Mandakovic, el secretario Adjunto Miguel Apontes, Pierina Propatto (trabajadora y delegada de Radio Nacional Córdoba), Gustavo Moreira (trabajador de Radio Nacional y delegado de Fatpren).

Durante la reunión se le planteó la crisis que vive el sector a partir de la intransigencia empresarial al ofrecer 0% en la mesa paritaria al momento que son beneficiarios de pautas millonarias de la provincia, los despidos que estas mismas empresas vienen realizando y el peligro que corren los medios públicos si el DNU, que debe ser tratado en la Cámara de Senadores, no es rechazado por los legisladores.

Juez coincidió con las inquietudes planteadas, consideró que «las y los trabajadores de prensa han sido de los más perjudicados en las últimas décadas», se mostró preocupado por el manejo de la pauta oficial de la provincia, esbozó una mirada contraria a la del oficialismo nacional sobre los medios públicos y se mostró abierto a un diálogo para buscar consensos y mejoras para el sector.

A partir de la decisión tomada en Comisión Directiva, el Cispren envió pedidos de reunión a los senadores de la provincia de Córdoba para plantear la problemática que se está viviendo en el ámbito de la comunicación y la preocupación por la vigencia del DNU presidencial que afecta a las trabajadoras y trabajadores de los medios y, en particular, por la posible privatización de los medios públicos.

El Cispren continuará con la defensa de la comunicación como un derecho humano con la convicción de que no hay periodismo posible con salarios indignos, remarcando la necesidad de medios públicos fuertes como parte de la soberanía comunicacional y la certeza de que la única salida posible es colectiva.