El Cispren participó del III Encuentro de Feminismo Sindical, que se realizó en Rosario. Un espacio para debatir y generar estrategias comunes que convocó a más de cien trabajadoras y referentas de organizaciones de todo el país. Condena a la represión de Jujuy, las políticas de cuidado, y tejer y fortalecer las redes de mujeres y diversidades, fueron los temas centrales de la agenda. 

Por Redacción*

En el encuentro participaron más de cien compañeras y compañeres de diversas organizaciones de distintos puntos de Argentina que se sumaron a las jornadas de formación y debate. Se desarrolló en la sede de ATE  Rosario los días 31 de junio y 1 de julio, y fue organizado por la Fundación Rosa Luxemburgo, ATE Rosario y el Sindicato de Aceiterxs de Rosario. El Cispren participó con la representación de las compañeras Consuelo Cabral (Secretaria de Género y Diversidades) y Rosana Calneggia (Secretaria General Cispren Villa María).

La mesa de presentación estuvo integrada por Lorena Almirón (ATE), Florencia Puente (Fundación Rosa de Luxemburgo) y Carina Savone del SOEAR (Sindicato de Aceiterxs Rosario). “Para mí es un orgullo transitar esta instancia con todas y todes, que hoy seamos facilitadoras de este encuentro es fundamental para seguir pensando cómo intervenimos en las organizaciones y frente al ajuste, desde nuevas lógicas de construcción de poder”, dijo Lorena Almirón, Secretaria General de ATE Rosario. «Gobierne quien gobierne, debemos estar en las calles», aseveró.

«Están claras cuáles van a ser las políticas de la derecha. Frente a eso, pensar cuáles van a ser las estrategias políticas para no solo defendernos sino para contraproponer y contrarrestar esa situación. Tenemos que encontrar formas desde el mundo del trabajo para acompañar esos procesos», desafió Puente.

Durante el encuentro se debatió y reflexionó acerca de la coyuntura económica, política, social y pensaron estrategias para intervenir frente al ajuste desde lógicas participativas  para incidir en el escenario que se viene.

En este ámbito, durante la primera jornada, se abordó la situación de Jujuy y consensuó “un posicionamiento de total rechazo a cualquier tipo de represión hacia la protesta social, que no es otra cosa que un brutal ajuste a los lineamientos del FMI, el pago de la deuda”, expresó Consuelo Cabral. En este sentido, la dirigenta manifestó, que el ajuste impacta, principalmente, “sobre las mujeres y diversidades y frente a eso nos paramos y decimos no a la represión. También advertimos en que ese modelo represivo que se llevó a cabo en Jujuy sería sumamente  grave si se concreta a nivel nacional luego de octubre, por lo que rechazamos toda propuesta que avale cualquier tipo de proceder violento”.

Políticas de cuidado

Durante la jornada del día sábado se debatió, principalmente, sobre una ley de cuidado integral que se viene trabajando dentro de las organizaciones sindicalistas feministas, y acerca del decreto 144/2022 que reglamenta el artículo 179 de la Ley de Contrato de Trabajo. Este obliga a las empresas privadas con más de cien trabajdorxs a tener espacios de cuidado o bien prever el reemplazo por el pago de una suma no remunerativa en concepto de gastos de cuidado. En este tema, se compartieron experiencias de trabajo desde la secretaría de Género del Cispren en medios de Córdoba y se consensuó en exigir que se aplique a empresas con menor cantidad de trabajadoras y trabajadores.

También se acordó acerca de la necesidad de que las diferentes organizaciones permanezcan en estado de alerta y movilización, “tejer redes entre las organizaciones feministas así como también convocar a las juventudes detrás de causas como lo es por una ley de un sistema integral de cuidados”.

“Desde el Cispren consideramos  que debemos estar unidas ante el escenario político que se viene. Coincidimos en la necesidad de estar en las calles y articular, desde nuestras organizaciones, con las compañeras mujeres y diversidades. Más aún, en el marco de  la ley de equidad de Géneros. Si el ajuste impactó de lleno en los trabajadores, más lo es en las trabajadoras.  En ese marco, vamos a tratar de articular con instituciones como el Ministerio de las Mujeres en Córdoba, el Ministerio de Trabajo, para intentar tener una mesa de  trabajo  y garantizar el cumplimento de la ley de Equidad de Géneros tanto en medios públicos como privados”.

La secretaria de Género expresó que el desafío es que las trabajadoras de prensa puedan estar en igualdad de condiciones para acceder a puestos de trabajo, pero que no sean puestos precarizados sino que sean dignos, y con cierto posicionamiento, para poder tomar decisiones.

Para esto, agregó que se está realizando un trabajo para tener capacitaciones de género para periodistas y en Comisión Directiva y acciones para participar en  el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Diversidades en Bariloche. “Este será apenas unas semanas antes de las elecciones. Y si bien el escenario que se viene lo creemos grave, todavía estamos en condiciones de poder elegir un modelo que nos permita  existir y disputar derechos. No solo garantizar los derechos conquistados sino disputar lo que nos falta».

 Finalmente, se valoró al III Encuentro de Feminismo Sindical como necesario e inspirador. “Salimos fortalecidas de escuchar a compañeras de todo el país abordar los problemas dentro de sus sindicatos de manera tan lúcida, valiente, territorial y comprometida, incluso cuando tenemos a cargo tareas de cuidado con nuestros niñes, y un montón de dificultades que enfrentamos históricamente. Aún así con una voluntad inquebrantable de tejer redes y pensar estrategias colectivas para poder articular y seguir conquistando derechos”, concluyó Cabral.

*Fuente: Equipo de Comunicación ATE Rosario.