Se cumplen 22 años de una de las jornadas mas trágicas del país. El 19 y 20 de diciembre de 2001 fue un punto de inflexión para este pueblo, hundido en una profunda crisis económica y política.

Las políticas neoliberales de Menem primero y de De la Rua después, ambos con Domingo Cavallo como ministro de economía, condenaron al país a profundas deudas con acreedores extranjeros. El Fondo Monetario Internacional se inmiscuía en la política económica del país, se vendían las empresas estatales, se achicaba la injerencia del Estado y se debilitaba la moneda nacional, entre muchas otras cosas.

Justamente son políticas que el actual presidente está proponiendo llevar a cabo, cuando a las 21, en cadena nacional, presente el DNU con las modificaciones que pretende realizar y que buscan acelerar cambios estructurales con vulneración de derechos laborales, entre otros puntos que ya trascendieron.

Desde el movimiento obrero tenemos la obligación de recordar aquellos años de dolor y sufrimiento que atravesamos los trabajadores para no repetir aquel camino que sabemos lleva al hambre y pobreza.

A 22 años de la pueblada que le puso fin al gobierno de De la Rua, desde el Cispren nos mantenemos en nuestra convicción de trabajar por la unidad del movimiento obrero y defender los derechos laborales conquistados en estos 40 años de democracia.

No al protocolo de seguridad de Bullrich, ni al plan de ajuste de Caputo.

La salida es colectiva.