Desde el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren) repudiamos el anuncio realizado por el gobierno nacional en el cual se informa que se corta la pauta oficial para los medios de comunicación.

Esta intempestiva medida tomada por la Nación es un duro golpe al conjunto de medios cooperativos y autogestivos que trabajan día a día en post de brindar a la sociedad otras miradas y otros análisis. La suspensión de la pauta oficial pone en riesgo ciento de puestos de trabajo generados en estos medios y atenta contra el derecho a la información de la ciudadanía.

El resultado de esta política estatal generara una mayor concentración y una monopolización de la información en el discurso público. A 40 años de la recuperación de la democracia, esto es una clara medida en contra de la pluralidad de voces.

Tanto desde el Cispren como desde la FATPREN venimos reclamando por la distribución democrática y federal de la Pauta Oficial, tal como se establece en la Ley 26.522 de Servicios de comunicación audiovisual. En este sentido también se viene reclamando por la transparencia y el acceso de los datos respecto a la distribución de una pauta que la concentran los grandes medios privados mientras que se desfinancia a los medios públicos y se entregan migajas a los autogestivos y cooperativos.

Mientras se anuncia esta suspensión, no se dan certezas de cómo se distribuirá la actividad estatal, ni que rol tendrán las plataformas de internet que no producen noticias, ni contenidos culturales locales, pero concentran la mayor cantidad de pauta y se llevan esos dólares al exterior sin generar fuentes de trabajo en el país. Las plataformas, que no tienen ninguna regulación y no producen contenidos, no reemplazan a los medios de comunicación en su rol de informar.

Esta decisión anunciada anula toda distribución de la información pública y afecta el derecho a la comunicación, la pluralidad de voces y la libertad de expresión. Medidas de este tipo, además, aumentan la asimetría y la concentración.