El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) celebra la medida que asegura  “la accesibilidad de las argentinas y los argentinos a los servicios de las telecomunicaciones y garantizar así la conectividad a lo largo y ancho de nuestro país, con calidad y precios razonables”.Comunicado.

Por Redacción*

1cispren-logo-620x330 Desde el Cispren saludamos la decisión de declarar a la telefonía celular y fija, las prestaciones de Internet y la TV paga como servicios públicos.

El Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Alberto Fernandez, a más de incluir el congelamiento de las tarifas hasta el 31 de diciembre, indica que “el derecho de acceso a internet es, en la actualidad, uno de los derechos digitales que posee toda persona con el propósito de ejercer y gozar del derecho a la libre expresión”. También esta norma destaca la relevancia de las Tecnologías de la Información (TIC) “para el desarrollo de una sociedad más igualitaria y la importancia de que a todas las personas les sea garantizado su acceso a las mismas”.

Desde el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) no podemos menos que celebrar esta decisión del Estado, para asegurar la accesibilidad de las argentinas y los argentinos a los servicios de las telecomunicaciones y garantizar así la conectividad a lo largo y ancho de nuestro país, con calidad y precios razonables.

Y pensamos no ya en lo imprescindible de estos servicios para el ejercicio del periodismo; pensamos en el difícil momento que atravesamos en la Argentina y en el mundo todo, cuando una pandemia desnuda las enormes brechas de las sociedades al momento de acceder a servicios esenciales. Lamentablemente la falta de conectividad de muchísimos estudiantes argentinos se manifiesta en el irregular desempeño en la educación a distancia: no todos acceden a los contenidos educativos de la misma manera y esa desigualdad duele.

No somos ajenos a los abusos a los que nos someten las compañías que brindan estos servicios en un mercado cuya concentración se profundizó durante el anterior gobierno. Y como organización sindical, debemos estar atentos al consabido argumento de las empresas toda vez que ven menguadas sus ganancias y en esa puja trasladan al eslabón más débil, los trabajadores y las trabajadoras, la merma en sus ingresos. Por ende, a la vez que aplaudimos la medida, instamos al Estado a ejercer estrictos controles para garantizar los procesos de inversión y evitar la precarización de los servicios, esto último como recurrente forma de presión ante cualquier medida que se considere contraria a los intereses empresariales.

Es necesario apuntalar el papel del Estado con decisiones políticas como esta. Garantizar el acceso a bienes y servicios a toda la población es, en definitiva, una función irrenunciable. El fortalecimiento de empresas de gestión estatal como ARSAT resulta fundamental a la hora garantizar el acceso de todas y todos a los servicios de telecomunicaciones. La soberanía comunicacional y tecnológica es una de las metas para alcanzar el objetivo de una sociedad democrática e igualitaria; la soberanía comunicacional y tecnológica propenderá hacia una sociedad con libertad de expresión y pleno ejercicio del derecho a la información.

Comisión Directiva

Córdoba, 25 de agosto de 2020

*Prensa y Comunicación Cispren|Imagen ilustrativa

www.cispren.org.ar

La posición del Cispren frente al proyecto de ley de reforma judicial y el artículo 72 que indica que si un Juez recibe presiones debe “comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura de la Nación cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos, económicos o mediáticos”.

Por Redacción*

1cispren-logo-620x330A propósito de la polémica desatada a partir de la inclusión en el Proyecto de Reforma Judicial de un artículo con mención explícita de los medios (y por ende de los y las periodistas que se desempeñan en ellos) y que podría lesionar la libertad de expresión y auspiciar la autocensura frente a informaciones sensibles vinculadas a causas judiciales, consideramos necesario pronunciarnos, en tanto las reacciones que en nuestro colectivo produjo.

El párrafo del artículo en cuestión, el artículo 72, sostiene que los jueces deberán “comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura de la Nación cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos, económicos o mediáticos, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo”.

Partiendo del concepto de responsabilidad social de nuestro oficio; de la defensa irrestricta de la libertad de expresión y del derecho a la información de todos los ciudadanos, decimos:

 1. Consideramos que el proyecto de reforma judicial no sólo es legítimo por parte de la fuerza política que gobierna, sino también que es una necesidad. Y todo más allá de los puntos que se omiten o la profundidad de una reforma que, en los considerandos, intenta devolver el prestigio menguado del Poder Judicial. Pero en la loable intención, consideramos yerros graves en la formulación descripta, que no lleva a otra cosa que alimentar el fervor de los segmentos más reaccionarios que por estos días se manifiestan de todas formas, incluso en la calle, con demandas difusas aunque todas por igual retrógradas y claramente autoritarias y contrarias al interés general: desde  el desconocimiento de medidas sanitarias por una pandemia, hasta la exaltación de un modelo patriarcal, pasando por aventar fantasmas como ataques hacia la propiedad privada o desvíos autoritarios de parte de un gobierno democrático.

2. ¿Es necesario incorporar esa enmienda? ¿No es una contradicción en sí misma? Porque si de realzar el papel de la Justicia se trata, dotándola de herramientas que potencien su independencia, buscando agilizar los procedimientos, en definitiva creando condiciones para el servicio de justicia que nuestro pueblo se merece, en realidad estamos colocando a jueces y fiscales en un lugar de debilidad frente a los poderes fácticos. Como dice el constitucionalista y experto en temas de prensa y libertad de expresión Miguel Rodriguez Villafañe: “Si no podés tolerar la presión no podés ser Juez”.

3. La información al Consejo de la Magistratura de “presiones”, necesariamente requiere más precisiones. ¿Es la mejor manera de evitar las presiones? Sin desconocer el hecho emblemático, vergonzoso, de un periodista llamando a escrachar a los hijos de un juez que falló de tal manera, ¿no ameritaría una acción contra el agresor, sin importar su oficio?

4-Si la intención es resguardar y proteger a los magistrados de cualquier hostigamiento, en particular de los grandes poderes concentrados, minorías acostumbradas a presionar a los poderes del Estado para conservar sus privilegios, lo cierto es que flaco favor le hace a la imprescindible recuperación de confianza en nuestra Justicia. Estamos, en todo caso, frente a un reconocimiento de las debilidades e incompetencias de los funcionarios del Poder Judicial, pilar del sistema democrático. Con este desatino, tomamos distancia de la idea primera de esta Reforma: apuntalar a los hombres y mujeres encargados de dictar Justicia, en un país sumido en desigualdades y tratos sesgados del Poder Judicial según la condición social de los demandantes de ese servicio esencial a la hora de construir una sociedad más equitativa.

 

*Prensa y Comunicación Cispren

www.cispren.org.ar

 

La Coalición por una Comunicación Democrática celebró que el Presidente Alberto Fernández declare como servicio público  a la telefonía celular, internet,  y la televisión paga. De este modo favorece el  “acceso a la comunicación, la educación, la cultura y la información, previstos en nuestra Constitución y los Tratados Internacionales”. Comunicado completo.

Por Redacción*

Comunicado

La Coalición por una Comunicación Democrática celebra la decisión del Presidente Alberto Fernández de declarar Servicio Público la telefonía celular, internet y la televisión paga como un requisito necesario para asegurar el ejercicio de los derechos de acceso a la comunicación, la educación, la cultura y la información, previstos en nuestra Constitución y los Tratados Internacionales.

La idea central de la Coalición, desde su inicio, fue considerar la Comunicación como un Derecho humano básico y por eso celebramos el dictamen del DNU 690/2020 que afirma que “el derecho humano al acceso a las TIC y a la comunicación por cualquiera de sus plataformas requiere de la fijación de reglas por parte del Estado para garantizar el acceso equitativo, justo y a precios razonables”.

En nuestro pronunciamiento de los Nuevos 21 Puntos, de marzo de 2016, expresamos la necesidad de que el derecho a la comunicación abarque “todas las formas de comunicación de las personas, incluyendo todos los medios y soportes, cualquiera sea la tecnología utilizada para la difusión y recepción de contenidos”, subrayando la “obligación del Estado de asegurar que en el acceso a los servicios de comunicación audiovisual y de las TIC esté prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o de nacionalidad, edad, discapacidades, condición social o económica, condiciones de salud, religión, sexualidades, identidad de género o cualquier otra que atente, anule o menoscabe la dignidad humana, los derechos y libertades de las personas”.

De la misma manera, solicitamos al Estado la adopción de “todas las medidas pertinentes para asegurar, con independencia de la localización geográfica, el acceso universal en condiciones de calidad y a precios justos y razonables.” En tal sentido, reclamamos la necesidad de restablecer el “abono social a los servicios de comunicación audiovisual y de los operadores convergentes”, que el macrismo derogó por decreto.

Asimismo, coincidimos con los fundamentos de la medida en cuanto a que “es necesario recuperar los instrumentos normativos que permitan garantizar para la totalidad de los y las habitantes de la Nación el acceso” a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), estableciendo además planes accesibles e inclusivos que garanticen una prestación básica universal obligatoria“.

Recordamos que diversas organizaciones y la misma CCD veníamos proponiendo que “el acceso y permanencia en el sistema infocomunicacional es un derecho y no un privilegio”, por ese motivo consideramos que los servicios que comprenden internet, telefonía celular y TV por suscripción “deben ser tutelados por el Estado a partir de declararse como Servicios Públicos Esenciales y Estratégicos para el país”, siendo considerados como servicios públicos esenciales en competencia.

Reafirmamos que debemos pensar en una Argentina Integrada desde la comunicación, que priorice el acceso y permanencia de los ciudadanos y las ciudadanas en el sistema digital e infocomunicacional, donde nuestras mujeres, jóvenes, niñas y niños, mayores, sectores de la economía popular y PyMEs tengan un lugar de equidad a la hora de ejercer sus derechos a la libertad de expresión y a la comunicación”.

Finalmente, mantenemos el desafío de actualizar la regulación audiovisual, desarmada por DNU de Macri, y el tratamiento de la TV de pago como servicio de comunicación audiovisual, tutelando la libertad de expresión y los derechos de acceso y participación de ciudadanos y ciudadanas en todo el país”.

Imagen ilustrativa

www.cispren.org.ar

2 veces compartida
Me gusta
Comentar
Compartir

La Federación de Trabajadores de la Salud (Fesprosa) y el Sindicato de Trabajadores de la Osplad (Sitos) realizan hoy una Jornada de lucha en todo el país, en defensa de la salud de los equipos sanitarios, el salario y la salud pública. Hasta ahora son 20 mil los infectados y 65 los fallecidos.

Por Redacción*

Comunicado

1cispren-logo-620x330El Circulo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba, Cispren, se solidariza con la jornada nacional de lucha que convocan los y las trabajadoras de la salud organizados en Fesprosa y SITOS para hoy jueves 20 de agosto.

Entendemos que la situación de emergencia salarial y de sobrecarga laboral que atraviesan lxs compañerxs se ve potenciada con la crisis sanitaria. Es imprescindible poner en valor la tarea que llevan adelante, arriesgando incluso hasta la vida. Hoy más que nunca necesitamos de políticas públicas que protejan a los y las trabajadoras de la salud.

Córdoba, 20 de agosto de 2020.
Comisión Directiva Cispren

*Prensa y Comunicación Cispren

La Comision interna del diario y la revista de La Nación  emitieron un comunicado donde le solicitan a la dirección periodística y a sus trabajadoras y  trabajadores “abstenerse de publicar notas que alienten la participación en actividades colectivas que rompan con las medidas sanitarias”.  #QuedateEnCasa

Por Redacción*

Comunicado

RESPONSABILIDAD PERIODÍSTICA Y ÉTICA FRENTE A LA PANDEMIA

Frente a los riesgos que implican las concentraciones callejeras de personas en el contexto de pandemia, solicitamos a la dirección periodística del diario y a sus trabajadores y trabajadoras abstenerse de publicar notas que alienten la participación en actividades colectivas que rompan con las medidas sanitarias.

La-Nacion archivoBA

Fotografía: DiarioBA

Más allá de las diversas opiniones políticas que se sostengan, los medios no pueden promover acciones que pongan en riesgo la salud y la vida de la población. Ya superamos los 5 mil muertos y no debemos promover más decesos, nuestro imperativo ciudadano es defender la vida. Cada uno de nosotros y nosotras debe asumir esta responsabilidad como propia.

Llama poderosamente la atención que, junto a notas de un profesionalismo de excelencia, se publiquen notas que alientan al contagio cuestionando el aislamiento domiciliario y el distanciamiento social, que constituyen la única manera de cuidar la vida y la propagación del Coronavirus. No hay ninguna inclinación política o partidaria que justifique oponerse a las medidas que recomienda el consenso científico.

Como trabajadores de la comunicación debemos defender el bienestar de todos. El covid-19 no tiene ideología, para esta pandemia todos y todas somos igualmente vulnerables a sus efectos. Ninguno de nosotros y nosotras es invulnerable a la muerte.

*Comisión Gremial Interna diario y revistas La Nación/SiPreBA

Imágenes ilustrativas Diario BA y web

www.cispren.org.ar

ADIÓS A UN GRANDE

agosto 13, 2020 Novedades

Emotiva despedida del Cispren al  periodista y relator de fútbol Osvaldo Alfredo Whebe. Estaba internado en su ciudad natal Rio Cuarto, desde el 26 de julio, por un accidente cerebro vascular del que no pudo recuperarse. Apenas se conoció la triste noticia se multiplicaron las expresiones de afecto y reconocimiento en los medios y las redes sociales.

Por Redacción*

Comunicado de Prensa

1cispren-logo-620x330El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) comunica con hondo pesar el fallecimiento de Osvaldo Wehbe. Relator de raza, su debut llegó en 1979 junto a José María Ortiz en los comentarios en un Boca-Peñarol de Copa Libertadores por LV16, por ese entonces único medio radial de la ciudad
Su capacidad narrativa pronto lo llevaría a LS5 Radio Rivadavia a relatar el Mundial de España 1982 y a ser requerido por otros dos grandes Víctor Hugo Morales y Víctor Brizuela.

De allí su enorme labor en medios tradicionales como Radio Continental y Cadena 3.
Su enorme querencia por la ciudad lo hacía trabajar en medios foráneos pero seguía viviendo en Rio Cuarto.

Es así que los últimos años lo tuvo como protagonistas en medios más jóvenes de la ciudad como Quatro TV, FM Maradó, Puntal y Semanario en dónde desplegaba sus historias costumbristas, las mismas que nos solían piantar en lagrimón en las tardes de viernes de Viva la Radio.

Se nos fue Osvaldo Alfredo Wehbe, sin ser consagrado pintor, nos pintó la aldea como ninguno.

Que en paz descanse amigo, en su vida ha sido digno.

Córdoba, 13 de agosto 2020.
Comisión Directiva Cispren.

*Prensa y Comunicación Cispren