El periodista Néstor Pérez opina sobre “las consecuencias políticas de los comicios” que le permitirán al gobierno – que cuenta con mayoría propia en la Unicameral-, decidir sobre cuestiones centrales sin necesidad de construir consensos. Asimismo, advierte sobre el riesgo que implica la ausencia de un  contrapeso que garantice el equilibrio de poderes.

 Por Néstor Pérez*

NESTOR AUTORQue no piensen que tengo la suma del poder público, porque no es así…se apuró a declarar el reelecto gobernador después del aplastante triunfo conseguido el domingo último. Y está bien, la aclaración es oportuna, aunque desde el 10 de diciembre no se ajuste a la costumbre política argentina. ¿Qué costumbre?…la que ordena al ganador en todos los frentes – y esto se da cuando el gobernante consigue el control total – debe hacer exactamente eso, o sea, decide qué agenda pone en juego y va a fondo con los resortes institucionales para convertirla en política pública. A favor inclusive de intereses privados.

El pueblo cordobés fue a votar y volcó en el apoyo a Schiaretti sus propios miedos en medio de la devastación social producida por la administración Macri, cuando se asegura los más de sesenta programas sociales como el boleto educativo; sus expectativas de contribuyente, cuando observa el desarrollo de la obra pública; sus anhelos de castigo cívico, cuando le baja el pulgar a un todavía joven dirigente radical con 8 años al frente de la segunda ciudad del país, porque lo advierte rapaz a la hora de gestionar el presupuesto público y poco eficiente en todos los frentes.

Pero, también, el cronista cree que el pueblo volcó masivamente su apoyo al gobernador porque con ello manifiesta su aprehensión a la sola posibilidad de que Cambiemos crea tener aún en Córdoba la llave que le abra a Macri de nuevo las puertas de Balcarce 50. Aquí también los despidos, los bolsillos raídos por la desesperación, la leche ausente en el alimento de demasiados niños, el mañana preñado de amenazas, son fuente de reflexión camino a la urna, aunque los políticos, analistas y redactores sigan mirando al pueblo con gesto condescendiente.

Schiareti dos

Manuel Calvo y Juan Schiaretti

Pero quisiera detenerme en las consecuencias políticas de los comicios, trascendiendo el tópico puramente electoral. Porque la mayoría agravada que obtuvo Juan Schiaretti, es decir los dos tercios de legisladores propios, 51 sobre 70, le permite sin trabarse en consensos, reformar la constitución – Art 196 CP- , operara en el Superior Tribunal de Justicia, removiendo a uno o más de sus integrantes, impulsar el Jurado de Enjuiciamiento a magistrados o legisladores, e intervenir municipalidades. Leyes, en definitiva, para las que los constituyentes exigen una masa crítica de apoyo superior a la mayoría simple, o sea, la mitad más uno.

“El número mágico de 47 (sobre los 70 parlamentarios de la Unicameral) ha sido largamente superado por el oficialismo (…) y esto le otorga, por imperio del artículo 104 de la CP una agregación mayoritaria que le permitiría ir en busca de acciones políticas que una representación legislativa menor no le permitiría. Es una situación absolutamente lesiva del equilibrio de poderes”, señala enfático Pablo Riberi, constitucionalista y ex asesor de la Comisión Consultiva de Expertos para la Reforma Política que produjera el dictamen “Así no va más”, desoído por el gobierno que lo instara después de la sospechada elección del 2007. Y sigue el prestigioso catedrático: “Es un problema de diseño (de la ecuación proporcional una vez consagrada la unicameral), nada tiene que ver la voluntad popular legítimamente manifestada en las urnas”.

El contrapeso desaparece como reaseguro democrático ante un ejecutivo que se queda con todo. Ahí también se impone señalar que la hegemonía elimina aquella saludable idea de que en democracia nadie se sale enteramente con la suya. En “El espíritu de las leyes” Montesquieu desarrolla la tesis de la separación de poderes señalando algo como que el poder sea el muro donde se estrellen, precisamente, las desmedidas pretensiones del poder: tal es el principio de equilibrio. Repartir, no concentrar.

La suma del poder público turba por la sola posibilidad de que el gobernante olvide su condición provisional al servicio del pueblo, de cuya voluntad volcada en comicios libres surge su legitimidad.

Hizo bien Juan Schiaretti en apurar su desapego por la arbitrariedad de quien domina sin contrapesos. Tiene derecho a que le crean; pero sería mejor, casi obligación irrenunciable del propio pueblo – el que armara al gobernador reelecto con tan afilada espada – recordar el vigente espíritu del equilibrio de poderes. Para que Juan, Pedro o quien sea, se abstenga de hacer con los votos su voluntad absoluta.

En el inaugural año de 1810 decía Moreno en La Gaceta: “Equilíbrense los poderes y se obtendrá la pureza de la administración”. El pueblo no pretendía este desequilibrio. Ahora, con el gobierno refrendando por el 57 por ciento de los votos y dominando la cámara única, es el momento de advertir su peligro real.

 

*Periodista

Fotografía Telediario Digital

www.cispren.org.ar

 

Un analista analiza el discurso del presidente  Macri sobre varios temas y la propuesta de un decálogo para cumplir con el FMI. Dice que un “verdadero decálogo” a suscribir debería ser para todos y no un  privilegio para pocos. En relación al ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información, ambos vulnerados, destaca cómo se comportan los medios hegemónicos; la desigual distribución de la publicidad oficial. El cierre de medios, los despidos de periodistas, los sueldos miserables, entre otras cuestiones.

Por Miguel Julio Rodríguez Villafañe*

Miguelito RodriguezAutorVivimos momentos de incertidumbre, propia de un pueblo que siente que el Presidente Mauricio Macri está perdido, miente y con hipocresía, realiza razonamientos inaceptables, sin autocrítica. Ha dicho que “Veníamos bien, pero pasaron cosas”, pero que no hay que preocuparse porque “Tenemos el mejor equipo de los últimos 50 años”, pero los resultados de ninguna manera dan esperanza. Más ha sostenido que en el viaje emprendido se había puesto “metas demasiado optimistas”. Así, prometió, que en el camino iba eliminar la pobreza o sea “pobreza cero”, pero los pobres se han duplicado. A su vez, manifiesta que, “su administración comenzó a abordar cuestiones estructurales de la pobreza”. Y agregó, “me angustia que los chicos no tengan para comer” pero, “Igualmente, ese chico, por suerte en algunos casos con 5 mil cuadras construidas, puede salir al colegio porque ahora tiene pavimento. Antes había calles de barro y no podía salir cuando llovía lo que evita que los niños aunque tengan hambre no se les ensucie la zapatillas con barro”. O sea, según el presidente, el niño se puede morir de hambre, pero con las zapatillas limpias. Una hipocresía cruel.

Eso sí, el presidente afirmó: “somos ricos en información y millonarios en expectativas”, cuando existe un corralito en la información, a través de los medios de comunicación hegemónicos; hay cierre de medios de difusión; despidos de periodistas; distribución de la publicidad oficial, privilegiando los medios amigos y diversos condicionamientos para el trabajo periodístico, como los bajos sueldos en Radio Nacional, los despidos de Télam, etc.

Macri también ha afirmado que, en su gobierno, “Ningún pariente o amigo va a tener ventaja”, aunque la realidad demuestra los grandes beneficios otorgados a parientes y amigos, como el caso del blanqueo de capitales, que por decreto ilegalmente, avanzó sobre lo que autorizaba la ley y amplió los beneficios a familiares y allegados.

Luego confesó, que “Mi única autocrítica es que soy muy optimista”, eso sí, si me contradicen y no hacen lo que yo quiero, “me vuelvo loco y les puedo hacer mucho daño”. Manifestaciones estas propias de actitudes sicopáticas.

En ese contexto de contradicciones e hipocresía enfermiza, el Presidente ha propuesto que los Partidos políticos, las Iglesias y los gremios suscriban un decálogo de objetivos para superar la gran crisis producida.

Sin pretender agotar todos los perfiles de la propuesta, hay que resaltar en el contexto antes señalado, algunos puntos.

El acuerdo propuesto pide “Promover una integración inteligente con el mundo”, pero no queda claro a qué mundo se refiere integrarnos de manera inteligente, porque el gobierno, a todos los instrumentos básicos de la integración latinoamericana construidos en los últimos años, los ha destruido o se busca destruirlos, como el Mercosur, la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), el Parlamento Latinoamericano y otros.

Propone “Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos”, mientras el gobierno no solo no ha respetado los derechos adquiridos, por ejemplo, de los jubilados, sino que busca garantizar a quienes han tomado privilegios inaceptables en la administración Macri, asegurarles que no se van a revisar y eliminar dichos privilegios, tales los casos de los blanqueos de capital, los contratos mine-ros y sus grandes beneficios impositivos, etc.

También se dice que se auspicia la “Creación de empleo formal a través de una legislación laboral moderna”, pero no aclara nada, como lo hace en el punto anterior, de respetar los derechos adquiridos de los trabajadores. La precarización laboral, con rebaja de salarios, de ninguna manera puede implicar una modernización. Tampoco se debe consentir la búsqueda de un gremialismo debilitado, sin fuerza para defender los derechos de los trabajadores.

Auspicia “Reducir la carga impositiva nacional, provincial y municipal”, resulta paradójica la propuesta de un gobierno que no respeta, entre otros aspectos impositivos, lo que ha resuelto la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el reciente fallo en el caso “García”, en el que dispuso el Tribunal que resulta necesario, con urgencia, el dictado de una ley que quitara el impuesto a las ganancias a las jubilaciones. Más, en abril de esta año, se logró el quórum para tratar lo sugerido por la Corte en la Cámara de Diputados de la Nación y el bloque de Cambiemos entró al recinto pero sus diputados se quedaron parados al lado de sus bancas para que la oposición no tenga el número necesario para votar la propuesta a favor de los jubilados.

Se dice que se busca la “Consolidación del sistema previsional sostenible”, pero la palabra sostenible, está entre los pedidos del Fondo Monetario Internacional que implica bajar las jubilaciones y aumentar la edad jubilatoria, entre otros aspectos gravosos para las jubiladas y los jubilados.

Asimismo, vergonzosamente, el decálogo propone acordar, el “Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores”. De ninguna manera se puede condicionar el futuro de la economía del país, sin revisar los contratos suscriptos con acreedores externos. En especial, como ha sucedido, el FMI autorizó el uso indebido de dineros que se prestó a la Argentina, sin respetar el Estatuto del Fondo y la legalidad debida en ello. Está prohibido usar el dinero del Fondo para mantener la tasa de cambio, como ha hecho el gobierno y menos autorizarlo para asegurarle resultados electorales.

El verdadero decálogo a suscribir es otro y debe ser a favor del país todo y no para privilegio de unos pocos.

Publicado bajo licencia creative comons

*Abogado Constitucionalista y Periodista columnista de opinión

Fotografía LPO

www.cispren.org.ar

Será el próximo miércoles 22 de mayo, a las 19, en la sede del Cispren.  La obra narra en clave de no ficción la historia de un joven miliciano del PRT-ERP secuestrado durante la dictadura cívico militar de quien nada se supo por muchos años. El autor explica en una entrevista que el texto nacido de una investigación dispara preguntas incómodas sobre la historia reciente. En la mesa estarán Mariana Mandakovic , Carlos Gonella, Cecilia Merchán, y Raly Barrionuevo. Entrada libre y gratuita.

Por Redacción

El autor del libro es Mario Santucho,  periodista y escritor. Hijo de Mario Roberto Santucho, jefe del PRT-ERP (Partido Revolucionario de los Trabajadores / Ejército Revolucionario del Pueblo). En los noventa participó de la fundación de la Agrupación H.I.J.O.S. y estudió sociología en la UBA.

Marito Santu

“Este libro surge de una experiencia colectiva cuando visitamos hace cuatro o cinco años el monte tucumano donde se asentó la compañía de monte Ramón Rosa Gimenez, un intento de guerrilla rural, quizás el más serio que hubo en Argentina, en el año 74. Mi tío Amilcar murió en un enfrentamiento, en el monte, y con la hija de él, mi prima, fuimos al lugar donde él había caído y visitamos por primera vez el pueblo de Santa Lucía, en la zona sur de Tucumán  que fue centro de represión en los 70. La represión en ese lugar alcanzó niveles vietnamitas. Un pueblo muy martirizado. Ahí aparece la historia del Bombo Avalos”, destacó, en el programa “Basta de Zonceras”  de La Paco Urondo Radio.

Bombo era un joven miliciano que se enroló en la guerrilla en el monte tucumano. Fue secuestrado por los militares y no se supo nada más. Hasta que surgió la versión de su reaparición, en Buenos Aires. Esa historia detonó en el autor la necesidad de reconstruirla.

Consultado sobre cómo definía el género afirmó que “Intenta ser una narrativa de no ficción. No es un ensayo teórico ni un libro de historia, intenta tener un lenguaje mucho más abierto”. En ese sentido destaca que el personaje abre un conjunto de preguntas incómodas para debatir y reflexionar sobre el pasado reciente y “No quedar presos, ni deudores de ese pasado, sino utilizarlo y poder ponerlo en función de las necesidades que tenemos hoy”.

La invitación está hecha. Acompañarán al autor en la mesa de debate Mariana Mandakovic (secretaria general del Cispren), Carlos Gonella (fiscal federal, acusó en juicios de crímenes de lesa humanidad), Cecilia Merchán (política), y Raly Barrionuevo (cantante y compositor).

 

Fotografía Bunker

Basta de Zonceras. Audio  https://ar.radiocut.fm/audiocut/mario-santucho-es-un-trabajo-de-reconstruccion-de-un-personaje-que-habia-quedado-en-el-anonimato/

www.cispren.org.ar

La denuncia de censura realizada por los trabajadores de prensa de Salsacate y Santa Eufemia dio sus frutos. El Tribunal Electoral, integrado por Marta Vidal, Jorge Namur y Leonardo González Zamar, dispuso “permitir el acceso a la prensa en los establecimientos escolares” donde podrán circular hasta las 18. Durante el escrutinio, deberán retirarse para evitar obstrucciones al acto cívico. Aquí el comunicado.

TRIUNFO PARA LXS TRABAJADORES

“A partir de los lamentables actos de censura que se denunciaron en Salsacate y Santa Eufemia con motivo de la cobertura de elecciones regionales, el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba, Cispren, realizó una presentación ante la Justicia Electoral para denunciar estos hechos. https://www.cispren.org.ar/eleccionesel-cispren-denuncia-a…/
Como resultado de esta presentación obtuvimos respuesta favorable de las autoridades, quienes resolvieron: “permitir el acceso a la prensa en los establecimientos escolares, más no en los recintos de votación, donde se encuentran las cabinas de emisión de sufragio, procurando que no se entorpezca el acto cívico.”
Cabe destacar que esta acción se lleva a cabo para garantizar el cumplimiento de las leyes que como trabajadores de la prensa y la comunicación nos amparan, tenemos derecho pleno a ejercer libremente el oficio y a informar sin que medie censura de ningún tipo.
Adjuntamos a este comunicado la respuesta del Tribunal Electoral Provincial para que lxs compañerxs puedan tener una copia de esta resolución. Comisión Directiva Cispren”.

Imagen ilustrativa Via País

resolucion electoral

Denuncian “ahogo y persecución” a través de medidas como cierre de medios, decomiso de equipos, interferencias de frecuencias y sub ejecución de partidas destinadas al Programa FOMECA. Se movilizaron este mediodía frente a la delegación local del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). “La libertad de expresión es un pilar fundamental de la democracia y esa libertad la garantiza hoy el trabajo de los compañeros y compañeras que sostienen la pluralidad de voces desde las radios comunitarias y populares”, afirmó la secretaria general del Cispren, Mariana Mandakovic.

 

Texto completo

Cispren logoEl Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren), se suma al reclamo de la Red Nacional de Medios Alternativos, la Federación Argentina de Radios Comunitarias (Farco). COLMENA y AMARC, que en horas del mediodía se movilizaron a la sede del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y a las delegaciones del organismo en todo el país.

Los compañeros trabajadores y trabajadoras de las radios comunitarias vienen reclamando al ente nacional el cumplimiento de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual N° 26.522 y denuncian desde la Interredes el ahogo y persecución a los medios populares, con la pasividad o anuencia del ENACOM, y que se traduce en cierres de radios, decomisos de equipos, interferencias de frecuencias y sub ejecución de partidas destinadas al Programa FOMECA.

mANDAKOVIC

 

Este mediodía, en la movilización-escrache realizada frente a la Delegación Córdoba del ENACOM, el Cispren dijo presente. En la oportunidad, la secretaria general María Ana Mandakovic expresó la solidaridad del sindicato con el reclamo de las radios comunitarias y reivindicó el rol de la organización gremial en esta lucha. “La libertad de expresión es un pilar fundamental de la democracia y esa libertad la garantiza hoy el trabajo de los compañeros y compañeras que sostienen la pluralidad de voces desde las radios comunitarias y populares”, afirmó Mandakovic.

www.cispren.org.ar

El sindicato que nuclea a los trabajadores de prensa y la comunicación de Córdoba considera que la medida es necesaria y urgente habida cuenta de la situación de crisis que atraviesan el país y la clase trabajadora.

 Por Redacción 

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba, Cispren, ADHIERE y CONVOCA al PARO NACIONAL del martes 30 de abril, convocado por las centrales obreras de nuestro país, entre ellas la CTA A, organización que nos contiene. Entendemos que el PARO NACIONAL es necesario y urgente ante la situación de crisis por la que atraviesa nuestro país, miles de trabajadores desplazadxs hacia la pobreza, las miles de pérdidas de puestos de trabajo en el sector público y en el privado.

Nosotrxs, como trabajadores de la prensa y la comunicación, no somos ajenxs a esta realidad, sino que estamos asistiendo a una de las peores crisis en los últimos años para nuestra actividad. Por todas estas razones es que llamamos a lxs compañerxs a parar en todos los medios de la provincia.

*Adjuntamos a este comunicado las notificaciones pertinentes de la adhesión a esta medida ante ambos ministerios.

Nota ministerio

 

 

nota dos