El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren), convoca a las trabajadoras de prensa a participar del plenario que se realizará el próximo jueves 7 de febrero, a las 16, en Obispo Trejo 365.

Por Redacción *

Durante el encuentro se debatirá el Protocolo de Prevención de Violencia de Género para empresas periodísticas de la provincia de Córdoba impulsado desde la Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades del sindicato y presentado ante la Mesa Tripartita conformada por el ministerio de Trabajo, las empresas periodísticas y el sindicato. “Es necesario promover el debate fraterno con las compañeras para conocer acabadamente sus realidades en cada punto de la provincia”, expresa la invitación.

Se adjunta copia del Protocolo para su lectura y análisis previos.

PROTOCOLO DE PREVENCION DE VIOLENCIA DE GENERO (1)

www.cispren.org.ar

Ayer por la tarde, un grupo de trabajadoras de prensa realizó un acto en la plazoleta del reloj Cucú/Cususa, de Villa Carlos Paz. Se leyó un documento político que fija la posición de las organizaciones participantes frente a la problemática,  anunciaron la creación de un Protocolo de Prevención de la Violencia de Género en los entornos laborales y se tomaron una foto colectiva.

Por Redacción*

Compañeras y compañeros que trabajan en diferentes medios periodísticos de la provincia de Córdoba se manifestaron “en contra del machismo y sus múltiples formas de violencia”.

cucusa1

Foto colectiva en la popular plazoleta del Cucú/Cucusa de Villa  Carlos Paz

El texto leído durante el encuentro realizado en la plazoleta del reloj llamado Cucú y rebautizado años atrás como Cucusa, en homenaje a la mujer, plantea la erradicación de las múltiples formas de micromachismo que existen en las redacciones. Denuncia que son “víctimas del ajuste y las políticas económicas” y exige igualdad y respeto. Acompañaron la movida periodistas y fotógrafos varones.

Texto completo

“Las trabajadoras de prensa de Córdoba nos manifestamos hoy en contra del machismo y sus múltiples formas de violencia. Nosotras, que honramos cotidianamente el oficio más lindo del mundo con responsabilidad y ética, nos urge ser respetadas.

Monica Reviglio

Mónica Reviglio, secretaria de Género del Cispren

Es necesario desterrar las innumerables muestras de micro-machismos naturalizados en bromas sexistas, comentarios machistas y sugerentes sobre nuestro cuerpo, nuestra vestimenta y hasta nuestra capacidad intelectual, todo esto nos ha puesto en un escenario de sobre-exposición, que convierte muchas situaciones laborales en situaciones de violencia.

CucusaMariana

Mariana Mandakovic, primera mujer secretartia General del sindicato de prensa

El reclamo que aquí traemos es también un reclamo que asumimos desde la clase trabajadora, una reivindicación históricamente postergada, pero necesaria y urgente: la igualdad y el respeto.

Las trabajadoras de prensa, somos también víctimas del ajuste y las políticas económicas hacia adentro de las empresas donde trabajamos, los despidos, los aprietes y las persecuciones son moneda corriente, y las que no fuimos despedidas, hemos sido muchas veces invisibilizadas.

La creciente lucha de las mujeres ha sido clave en nuestro reclamo, propiciando el encuentro entre nosotras, confirmando que lo que creíamos eran experiencias individuales eran situaciones por las que cada una de nosotras, en mayor o menor medida, habíamos atravesado, y que aquello que vivíamos con incomodidad tiene nombre, es VIOLENCIA. Es momento de empezar a mirarnos colectivamente, reforzando los vínculos de solidaridad y sororidad, pero con la convicción de que la organización es la clave para dar batalla certera a la violencia y el acoso hacia las mujeres.

#AhoraHablamosNosotras no es tan solo un hashtag, es la síntesis de un momento bisagra para nosotras, es el instante preciso en el que dejamos el miedo atrás y pasamos a la acción. En consecuencia con esa premisa, el Cispren mantiene una línea coherente y activa, de la que se desprenden acciones concretas en materia de defensa de los derechos de las compañeras trabajadoras de prensa, es por esta razón que impulsamos la creación de un PROTOCOLO DE PREVENCIÓN DE VIOLENCIA DE GÉNERO PARA EMPRESAS PERIODÍSTICAS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA, proyecto que será necesario acompañar por todas nosotras para que se pueda materializar.

#AhoraHablamosNosotras porque no estamos solas, porque nos mueve un sentimiento de profundo dolor cuando una mujer o una niña muere en manos de la violencia machista y patriarcal, porque entendimos que estando juntas, somos más fuertes y porque ¡SI TOCAN A UNA, SALTAMOS TODAS!”

Firman el documento: Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) y su secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades; Periodistas de Argentina en red por una comunicación no sexista (Red Par), y Ni Una Menos Córdoba (NUM).

Álbum de fotos del acto en el facebook de Agencia Prensared 

El sábado 12 de enero, a las 18, en el Reloj Cucú de Villa Carlos Paz, las trabajadoras de prensa de Córdoba se reúnen  “para decirle BASTA A LA VIOLENCIA MACHISTA y las situaciones de acoso a las que muchas veces nos vemos expuestas en situaciones de trabajo con una foto colectiva para poner en agenda esta problemática”.  Etiqueta: #AhoraHablamosNosotras

Por Redacción*

violeta3Mediante un comunicado de prensa advierten que “La temporada de verano que abre una nueva cartelera de espectáculos en nuestros centros turísticos propicia para las trabajadoras de prensa un escenario de mayor exposición hacia las situaciones de violencia machista: maltrato, bromas sexistas y acosos”.

La actividad pretende visibilizar la problemática que ocurre en los  ámbitos laborales y que fue denunciada oportunamente. En este sentido  reafirman que “Las trabajadoras de prensa de Córdoba tenemos algo para decir:

¡BASTA DE VIOLENCIA MACHISTA Y ACOSO!

¡EXIJIMOS RESPETO!

La actividad es organizada por la Secretaría de Género del Cispren.

Contactos de prensa:

Mónica Reviglio, secretaria de Género del Cispren 351-5208553 /

Bárbara Arias, secretaria de Prensa Cispren 351-3112860

 

*Fuente:  secretarías de Género y de Prensa del Cispren

 

www.cispren.org.ar

El columnista compara las estrategias del tradicional juego de cartas con  prácticas de la política. Aclara que tales reglas no deberían  ser compatibles y deja en claro que en “democracia, la regla debe ser la verdad y no admite excepciones como las posverdades” o el doble mensaje. Afirma, que una  ciudadanía vigilante pone el foco en los que detentan el poder con la convicción de que ” pueblo es el verdadero dueño del mazo”.

Por Miguel Julio Rodríguez Villafañe*

Miguelito RodriguezAutorNo hay argentino que no recuerde momentos de su vida asociados a encuentros de amigos, con mate y partidas de “Truco”. Ese juego de cartas, tan consustanciado con nuestra nacionalidad, en su dinámica, más de una vez, describe y escenifica nuestra realidad política cotidiana y hasta nos define en algunos perfiles que nos caracterizan como pueblo.

En el Truco, hay conciencia que se miente, que se dicen verdades a medias, aunque a veces se dice la verdad. Si se descubre la mentira se puede perder -no necesariamente se pierde-, pero si no se descubre, se consigue ganar y lograr reconocimiento por el logro.

Vale más el triunfo cuando se obtiene engañando a los otros y sin tener cartas buenas. En el jugador se valora, además, la habilidad, la verborragia, la audacia y la picardía.

También se apuesta a la suerte. Es machista, en el juego, el “macho”, (as de espada), vale más que la “hembra”, (as de basto). Asimismo, se recrimina al que no respeta las reglas, por ejemplo, inventarse un tipo de señas diferentes a las previstas, pero, se festejan esa picardías, si no son descubiertas. Lo mismo sucede en el caso, de mirarle las cartas al adversario o preparar el mazo de cartas para obtener la mejor jugada en el reparto de los naipes, (“hacer paquete”).

A lo que hay que sumar que, en la jugada, participan pocos -2 a 6 jugadores-, y a los que no juegan les está prohibido denunciar las trampas. Y, si alguno o algunos de los que presenciaran el juego hicieran conocer una actitud tramposa de un jugador, hasta aquellos jugadores que se benefician con la denuncia, recriminarán a los denunciantes, porque “los de afuera son de palo”.

Los que no participan de la partida no tienen poder, solo pueden ver, oír y callar; eso sí, están autorizados a elogiar y festejar las picardías de los que juegan y la habilidad para el triunfo, especialmente, de los que ganaron utilizando la mentira, con cierta “viveza criolla”.

Reglas del Truco, pero no para la vida Política

Como se ve, al explicar la dinámica del Truco, en algunos aspectos, es tan representativo de ciertos perfiles de la vida política de la Argentina, a la mejor manera de los nuevos juegos de realidad virtual que se activan en las computadoras, celulares o en las PlayStation.

El juego del Truco, en su funcionamiento, configura una verdadera escenificación de paisajes humanos de nuestro poder político, en su comportamiento interno y en la interacción con la sociedad. Visto así, es necesario hacer un esfuerzo para distinguir lo que es regla del juego criollo del Truco, de lo que es una descripción de la realidad que nos toca vivir, en la relación del pueblo espectador, con respecto a los participantes de lo que podemos llamar el juego de la Política. Pero a diferencia del Truco, que tiene un objetivo de divertimento, la comunidad toda debe tratar de cambiar algunas actitudes que valen para un juego como el Truco, pero no para configurar una modalidad de la política en una sociedad democrática, con objetivos de bien común.

En Democracia, la regla debe ser la verdad y no admitir excepciones como las “posverdades”. No debe aceptarse el engaño como metodología para triunfar, -típico aspecto del doble mensaje-, tan común en nuestras costumbres políticas electoralistas.

La ley debe ser respetada por todos, como el elemento civilizador que caracteriza al Estado de Derecho y, en función de ello, se tiene que rechazar toda salida tramposa que pretenda degradar la vigencia y credibilidad de las normas fundamentales y menos transformar en ley a las trampas, porque todo se vuelve tramposo. La igualdad y la no discriminación deben ser las pautas de convivencia fraterna y solidaria entre el hombre y la mujer.

Por su parte, las acciones de los poderes del Estado tienen que transparentarse e informar al pueblo adecuadamente de su accionar y no depender de señas o códigos secretos o ininteligibles, que marginen o permitan ocultar el debido control social respecto del desempeño del gobierno de turno. Se debe poder denunciar las trampas y requerir justicia y castigo para quienes no respeten los derechos, los valores y los mecanismos propios del sistema, cuanto más, si los responsables de las transgresiones ejercen funciones gubernamentales.

Y por sobre todas las cosas, la ciudadanía no puede ser una convidada de piedra ante aquellos que detentan el poder, porque en Democracia los que tienen las cartas nos representan y el pueblo es el verdadero dueño del “mazo de naipes”.

El Truco no tiene la culpa

No obstante lo señalado, no puedo dejar de rescatar y resaltar, con afecto, al gran juego criollo del “Truco”, porque la simetría de su dinámica con la realidad política actual, no es su culpa, pretendía y pretende sólo entretener. Además, me quedo con él, en lo que tiene de mentor de alegría, cuna de lo fraterno y favorecedor de la fibra popular y poética.

Una partida de Truco es un espacio de expansión espiritual, escuela de solidaridad y raíz de nuestra identidad cultural. Estos perfiles del juego, son importantes a fomentar y de eso debemos enorgullecernos, cuando ellos nos definen y representan; lo demás, es un desafío a trabajar entre todos, en aras de construir un destino común mejor y dignificante, en Democracia.

 

*Abogado constitucionalista, columnista de opinión

Fotografía ilustrativa pintura de Molina Campos

www.cispren.org.ar

 

Crítico documento del Cispren. El sindicato de prensa cuestiona los castigos, persecuciones y hostigamiento que vienen sufriendo lxs  trabajadores de prensa y la comunicación de Córdoba. Por caso, cita como ejemplo de hostigamiento a Tomás Méndez por sus informes. Analiza además  los alcances del fallo del TSJ  favorable a Hernán Vaca Narvaja, el vaciamiento a los medios públicos y alternativos, la “aprobación relámpago” de la ley que desregula el precio del papel prensa y favorece al grupo Clarín y la violenta represión a la protesta,  entre otros temas. Texto completo.

Por Redacción

“Lxs trabajadorxs de la prensa y la comunicación de Córdoba y de todo el país venimos siendo objeto de castigo, persecución y hostigamiento. En la jornada de ayer la justicia falló a favor del compañero periodista Hernán Vaca Narvaja, frente a la demanda que le presentó Marcelo Macarrón, viudo de Dalmasso, por “daño moral”, sin dudas ha sido un triunfo en materia de libertad de expresión para todxs lxs trabajadorxs de prensa, aunque no deja de ser cuestionable en torno al punitivo económico que se le aplica al trabajador en compensación a los hijos de Macarrón.

Gasto que deberá afrontar de su propio bolsillo. Desde el Cispren esperamos que la justicia deje de buscar culpables de un femicidio entre lxs trabajadorxs de prensa y se dedique a investigar de manera seria, sin persecuciones ni revanchismos. Nuestra función social es la de informar.
 
Ataques de igual calibre hacia nuestra libertad de prensa los sufrimos cotidianamente, no sólo cuando se nos cuestiona por aquello que producimos, sino también cuando se nos niega la posibilidad de producir información con el cierre y el vaciamiento de medios, la pérdida de fuentes de trabajo y las “leyes express” que benefician sólo a los medios más grandes, como lo fue la “aprobación relámpago” de la ley que desregula el precio del papel prensa, favoreciendo al grupo Clarín.
 
Un panorama absolutamente desolador es el que viven miles de trabajadorxs de los medios públicos de todo el país, quienes hace ya 234 días que no son convocadxs a debatir salario, es decir, casi un año sin percibir ningún aumento salarial.
 
Más de 350 despidos en la agencia estatal de noticias Télam, el vaciamiento y la ausencia de inversión en la Televisión Pública y la aniquilación sistemática de Radio Nacional en todas las provincias de nuestro país nos pintan el panorama más oscuro de la historia del periodismo en los últimos años. Pero la perversión de este modelo se profundizó ayer jueves 20 de diciembre en horas de la siesta en CABA, frente al CCK, cuando la policía metropolitana de Rodriguez Larreta arremetió con palos y gases hacia lxs compañerxs trabajadorxs de los medios públicos que reclamaban pacíficamente por salarios dignos, solicitando la apertura de paritarias.
 
No podemos dejar de mencionar el permanente hostigamiento judicial que vive el compañero Tomás Méndez por los informes periodísticos que presenta y que incomodan a los poderosos.
 
Nuestra tarea periodística no puede ser jamás una excusa para aprietes, amenazas, persecuciones y agresiones.
Desde el Cispren nos solidarizamos con cada unx de lxs trabajadorxs que cotidianamente son presa de estos repudiables actos.
 
Exigimos el cese inmediato del hostigamiento hacia la prensa, queremos salarios dignos para todxs nuestrxs compañerxs, decimos NO a las paritarias CERO que ofrece el Estado Nacional y acompañamos cada una de las medidas gremiales que decidan llevar adelante lxs trabajadorxs en defensa de sus derechos”.
 
Córdoba, 21 de diciembre de 2018
Comisión Directiva Cispren
Fotografía  SiPreba y Línea Sindical

El tramo de este juicio que indaga nueve hechos ocurridos entre marzo y diciembre de 1976 concluyó con una inspección ocular realizada en la vivienda ubicada en Brasil 755 y los alrededores donde fueron abatidos José María Villegas y José Osatinsky (hecho octavo). El juicio se reanudará el 5 de febrero próximo. Para la abogada Lyllan Luque la hipótesis inicial quedó confirmada.

Por Katy García* 

El Tribunal conformado por Julián Falcucci (presidente) y los vocales Jaime Díaz Gavier y José Fabián Asís, junto a las partes, se constituyó, el martes pasado, en la vereda de la vivienda, y antes de recorrerla junto al testigo Raúl Berti, escucharon el testimonio de Rafael Alfredo Moreno, vecino de la cuadra. En 1976, vivían cinco personas en la casa. Cuatro estudiantes -Néstor Morandini, Carlos Guillermo Berti, José María Villegas y José Osatinsky- y Raúl Berti, empleado bancario y hermano de Carlos.

La abogada  patrocinante Lyllan Luque -quien junto a Claudio Orosz (apoderado) representan a Sara Solarz de Osatinsky- evaluó que “los testimonios de los vecinos de la casa han permitido reconstruir lo ocurrido el día del hecho. Desde nuestra perspectiva, revelaron el accionar desmedido de las fuerzas de seguridad que terminó con la muerte de los jóvenes. Y se desarmó la versión oficial de un enfrentamiento”. Asimismo, destacó que la inspección judicial permitió “apreciar sobre el terreno las distancias y espacios que confirman la hipótesis que sostendremos al formular nuestros alegatos”.  Lo expuesto más la documental existente le permiten afirmar que existe abundante prueba.

 

testigo nuevo señala lugar

El Tribunal y las partes en plena inspección judicial

Moreno, confirmó las declaraciones de testigos anteriores respecto a cómo sucedieron los hechos que terminaron con la vida de José María Villegas (21) y José Osatinsky (15) ocurridos tras un procedimiento llevado a cabo por 11 patrulleros del Comando Radioeléctrico según consta en la elevación a juicio. Cabe recordar que en esta causa, cuyas víctimas suman un total de 16, la única querellante es Sara  de Osatinsky, la madre de JoséEn el banquillo están sentados un militar y 18  expolicías y hasta ahora  han declarado 17 testigos.

Cascos azules, de infantería

El testigo contó que el 2 de julio de 1976 el vecindario permaneció en sus moradas con la orden de no abrir la puerta. Tenía 20 años cuando se produjo la persecución que culminó con dos muertes y la huida de los otros dos muchachos. Se acordó que aquella tarde se ubicó en una puerta ventana, con marcos y sin vidrio ydesde ahí “alcanzaba a divisar todo  el casquerío” que llevaban en la cabeza unas 15 personas que pertenecían a la Guardia de Infantería mezclados con otros “verdecitos”, dijo, en referencia a la presencia de militares.

Desde ese lugar,  escuchó que bajaban de un carro de asalto “por el ruido inconfundible del (motor) V8”. A los cinco minutos, más o menos, “dispararon con una ametralladora de cinta  FAP”. Lo sabe, porque vivió en una base naval. Luego, evocó que ametrallaban los tanques de agua suponiendo que los jóvenes podrían estar escondidos detrás. Cuando se calmó el tiroteo “me acuerdo haber visto a uno de los chicos caminando, como si nada”, le dijo al Tribunal.   Con el tiempo se supo que la policía ingresó a la propiedad y que tiraron desde adentro.

“El problema fue que (el día anterior) hubo una explosión y era de cajón que vendría la policía…pero nadie sabía la magnitud de lo que iba a pasar”, agregó. Años después se enteró por comentarios de vecinos que las fuerzas policiales habían ingresado a la propiedad de la familia Biondo y de allí habrían retirado y asesinado a los jóvenes. Justamente, en la esquina de Perú y Corro, donde él y otros testigos vieron “manchas de sangre”.

Por la noche, agrega, “cayó un comisario que no sabía dónde estaba la casa porque no había iluminación. Entonces, tuvo la “feliz”  idea de tirar una ráfaga con la ametralladora para llamar la atención y lograr que la gente salga”. El defensor particular Sonsini Astudillo volvió sobre el día anterior al hecho y le preguntó qué había pasado. “En el silencio de la tarde se escuchó una explosión, no fue muy fuerte, una bomba. Para mí, era una bomba panfletera porque eran estudiantes”, respondió.

El testigo no vio patrulleros desde la posición donde se encontraba y tampoco que retiraran armas de la vivienda.

Raúl Berti-hermano de Carlos Guillermo Berti- quien declaró anteriormente en el recinto, participó en la recorrida de la vivienda, estilo chorizo, donde también funcionaba la carpintería del dueño de la propiedad que alquilaban.

 Un Jefe duro 

Bustamante acusado

Bustamante, es el canoso de  anteojos ubicado en el centro

Previo a este acto procesal, amplió su declaración el imputado Miguel Ángel Bustamante, en aquel entonces jefe de la Guardia de Infantería. Aclaró que pese al consejo de su abogado ampliaba la declaración. Dijo entre otras cosas que la Alcaldía funcionaba en el Cabildo en tanto que su oficina se encontraba en Catamarca y Salta. Reconoció que revisaba las calificaciones y en una clara intensión de despegarse de su responsabilidad funcional frente a los hechos afirmó que en el D2 “se hacían cosas raras” y que las órdenes venían directamente del Tercer de Ejército.

Negó haber recibido órdenes directas de Luciano Benjamín Menéndez (fallecido) a quien conoció “en los palcos”. También afirmó que se quejó ante el comisario Esteban (f) por este tipo de detenciones y luego ante el coronel Rojas porque se llevaban a los policías y ellos se quedaban “sin gente para cuidar canchas y manifestaciones”. Sostuvo que era “un jefe duro pero honesto y jamás imprudente”.

La causa que está caratulada como “Montiveros Guillermo Antonio y otros p.ss.aa. Homicidios agravados con ensañamiento y alevosía (Ex Soria) y su acumulada “Del Prado  Raúl Oscar s/homicidio agravado con ensañamiento y alevosía, está dividida en nueve hechos. En representación del Ministerio Público actúa  Maximiliano Hairabedian. En tanto que la defensa está a cargo de abogados públicos y privados.

El 5 de febrero de 2019 se reanudarán las audiencias del juicio que comenzó el 2 de noviembre pasado. Durante la jornada concluirá la recepción de testimonios, se realizará la ampliación indagatoria de dos imputados y, posiblemente, ese mismo día comiencen los alegatos.

*Agencia Prensared (Informes Prensa Abuelas  y Prensa TOF1)

Fotografías Nicolás Castiglioni

www.cispren.org.ar