Crítico documento del Cispren. El sindicato de prensa cuestiona los castigos, persecuciones y hostigamiento que vienen sufriendo lxs  trabajadores de prensa y la comunicación de Córdoba. Por caso, cita como ejemplo de hostigamiento a Tomás Méndez por sus informes. Analiza además  los alcances del fallo del TSJ  favorable a Hernán Vaca Narvaja, el vaciamiento a los medios públicos y alternativos, la “aprobación relámpago” de la ley que desregula el precio del papel prensa y favorece al grupo Clarín y la violenta represión a la protesta,  entre otros temas. Texto completo.

Por Redacción

“Lxs trabajadorxs de la prensa y la comunicación de Córdoba y de todo el país venimos siendo objeto de castigo, persecución y hostigamiento. En la jornada de ayer la justicia falló a favor del compañero periodista Hernán Vaca Narvaja, frente a la demanda que le presentó Marcelo Macarrón, viudo de Dalmasso, por “daño moral”, sin dudas ha sido un triunfo en materia de libertad de expresión para todxs lxs trabajadorxs de prensa, aunque no deja de ser cuestionable en torno al punitivo económico que se le aplica al trabajador en compensación a los hijos de Macarrón.

Gasto que deberá afrontar de su propio bolsillo. Desde el Cispren esperamos que la justicia deje de buscar culpables de un femicidio entre lxs trabajadorxs de prensa y se dedique a investigar de manera seria, sin persecuciones ni revanchismos. Nuestra función social es la de informar.
 
Ataques de igual calibre hacia nuestra libertad de prensa los sufrimos cotidianamente, no sólo cuando se nos cuestiona por aquello que producimos, sino también cuando se nos niega la posibilidad de producir información con el cierre y el vaciamiento de medios, la pérdida de fuentes de trabajo y las “leyes express” que benefician sólo a los medios más grandes, como lo fue la “aprobación relámpago” de la ley que desregula el precio del papel prensa, favoreciendo al grupo Clarín.
 
Un panorama absolutamente desolador es el que viven miles de trabajadorxs de los medios públicos de todo el país, quienes hace ya 234 días que no son convocadxs a debatir salario, es decir, casi un año sin percibir ningún aumento salarial.
 
Más de 350 despidos en la agencia estatal de noticias Télam, el vaciamiento y la ausencia de inversión en la Televisión Pública y la aniquilación sistemática de Radio Nacional en todas las provincias de nuestro país nos pintan el panorama más oscuro de la historia del periodismo en los últimos años. Pero la perversión de este modelo se profundizó ayer jueves 20 de diciembre en horas de la siesta en CABA, frente al CCK, cuando la policía metropolitana de Rodriguez Larreta arremetió con palos y gases hacia lxs compañerxs trabajadorxs de los medios públicos que reclamaban pacíficamente por salarios dignos, solicitando la apertura de paritarias.
 
No podemos dejar de mencionar el permanente hostigamiento judicial que vive el compañero Tomás Méndez por los informes periodísticos que presenta y que incomodan a los poderosos.
 
Nuestra tarea periodística no puede ser jamás una excusa para aprietes, amenazas, persecuciones y agresiones.
Desde el Cispren nos solidarizamos con cada unx de lxs trabajadorxs que cotidianamente son presa de estos repudiables actos.
 
Exigimos el cese inmediato del hostigamiento hacia la prensa, queremos salarios dignos para todxs nuestrxs compañerxs, decimos NO a las paritarias CERO que ofrece el Estado Nacional y acompañamos cada una de las medidas gremiales que decidan llevar adelante lxs trabajadorxs en defensa de sus derechos”.
 
Córdoba, 21 de diciembre de 2018
Comisión Directiva Cispren
Fotografía  SiPreba y Línea Sindical