En un comunicado de prensa que lleva las firmas de Rafael Vargas (secretario de Derechos humanos) y Ricardo Peidró (secretario General) destacan que “estas expresiones del odio” son impulsadas por “grupos de intereses que no están dispuestos a renunciar a sus privilegios ni someterse a control ni regulación alguna por parte de la sociedad”.

Por Redacción*

Comunicado de prensa

Por nuestra historia atravesada por gobiernos autócratas y despóticos, con las consecuencias del genocidio de la última dictadura cívico-militar-eclesial, la sola mención de una hipótesis de grupos organizando una ruptura institucional genera alarma y preocupación por lo que debe ser inmediatamente investigada por la justicia.

Del mismo modo, debemos señalar que no nos sorprende que el rumor de la posibilidad de golpe de Estado se instale en los debates públicos ya que se da en consonancia con el recrudecimiento de expresiones de algunos sectores violentos, con discursos de tinte fascistas y racistas, con un fuerte componente de odio de clase y posicionados abiertamente en desprecio a la vida en democracia, como quedó expresado en la movilización que violó todas las normas de resguardo sanitario el pasado 17 de agosto.

Nos parece claro que el recrudecimiento de estas expresiones del odio, desproporcionadamente amplificadas por el establishment mediático, son impulsadas por grupos de intereses que no están dispuestos a renunciar a sus privilegios ni someterse a control ni regulación alguna por parte de la sociedad. Muy por el contrario, el macrismo los acostumbró a gozar de beneficios ilimitados y pretenden que la crisis económica y social que ellos provocaron y agravada ahora por la pandemia, sea una oportunidad más de negocios y acrecentar exponencialmente sus beneficios y barrer con todos los derechos que hemos conquistado.

Desde esta Central de trabajadores y trabajadoras creemos que hay que terminar con los lobbies y los grupos de presión. Es necesario desemascararlos y someterlos la justicia. Sostenemos también que la mejor manera de defender la democracia es profundizarla, promoviendo el acceso a los bienes y servicios básicos para todos y todas, a la vez que impulsar reformas que permitan la plena participación de la ciudadanía en las instituciones.

Como ha ocurrido siempre, estamos y estaremos al lado de nuestro pueblo defendiendo el derecho a vivir en libertad, eligiendo a quienes nos gobiernan y exigiéndoles a estos respeto al mandato popular.

*Prensa y Comunicación CTAA-Agencia Acta|Imagen ilustrativa

Ver Comunicado del Cispren aquí: 

www.cispren.org