El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) celebra la medida que asegura  “la accesibilidad de las argentinas y los argentinos a los servicios de las telecomunicaciones y garantizar así la conectividad a lo largo y ancho de nuestro país, con calidad y precios razonables”.Comunicado.

Por Redacción*

1cispren-logo-620x330 Desde el Cispren saludamos la decisión de declarar a la telefonía celular y fija, las prestaciones de Internet y la TV paga como servicios públicos.

El Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Alberto Fernandez, a más de incluir el congelamiento de las tarifas hasta el 31 de diciembre, indica que “el derecho de acceso a internet es, en la actualidad, uno de los derechos digitales que posee toda persona con el propósito de ejercer y gozar del derecho a la libre expresión”. También esta norma destaca la relevancia de las Tecnologías de la Información (TIC) “para el desarrollo de una sociedad más igualitaria y la importancia de que a todas las personas les sea garantizado su acceso a las mismas”.

Desde el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) no podemos menos que celebrar esta decisión del Estado, para asegurar la accesibilidad de las argentinas y los argentinos a los servicios de las telecomunicaciones y garantizar así la conectividad a lo largo y ancho de nuestro país, con calidad y precios razonables.

Y pensamos no ya en lo imprescindible de estos servicios para el ejercicio del periodismo; pensamos en el difícil momento que atravesamos en la Argentina y en el mundo todo, cuando una pandemia desnuda las enormes brechas de las sociedades al momento de acceder a servicios esenciales. Lamentablemente la falta de conectividad de muchísimos estudiantes argentinos se manifiesta en el irregular desempeño en la educación a distancia: no todos acceden a los contenidos educativos de la misma manera y esa desigualdad duele.

No somos ajenos a los abusos a los que nos someten las compañías que brindan estos servicios en un mercado cuya concentración se profundizó durante el anterior gobierno. Y como organización sindical, debemos estar atentos al consabido argumento de las empresas toda vez que ven menguadas sus ganancias y en esa puja trasladan al eslabón más débil, los trabajadores y las trabajadoras, la merma en sus ingresos. Por ende, a la vez que aplaudimos la medida, instamos al Estado a ejercer estrictos controles para garantizar los procesos de inversión y evitar la precarización de los servicios, esto último como recurrente forma de presión ante cualquier medida que se considere contraria a los intereses empresariales.

Es necesario apuntalar el papel del Estado con decisiones políticas como esta. Garantizar el acceso a bienes y servicios a toda la población es, en definitiva, una función irrenunciable. El fortalecimiento de empresas de gestión estatal como ARSAT resulta fundamental a la hora garantizar el acceso de todas y todos a los servicios de telecomunicaciones. La soberanía comunicacional y tecnológica es una de las metas para alcanzar el objetivo de una sociedad democrática e igualitaria; la soberanía comunicacional y tecnológica propenderá hacia una sociedad con libertad de expresión y pleno ejercicio del derecho a la información.

Comisión Directiva

Córdoba, 25 de agosto de 2020

*Prensa y Comunicación Cispren|Imagen ilustrativa

www.cispren.org.ar