El fin de semana pasado tuvo lugar el segundo Encuentro Federal de Cultura en la Facultad de Educación y Salud de la Universidad Provincial de Córdoba. En el acto de apertura hablaron, el secretario general de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), Juan Monserrat y la secretaria general del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) María Ana Mandakovic. Participaron unas 300 personas en las mesas de debate y se elaboró un documento final.

Por Redacción

En las  mesas de debate se abordaron temas centrales como: cultura y comunicación, artes e industrias culturales, derechos culturales y diversidad, derechos de los trabajadores de la cultura, espacios culturales, federalización de las políticas culturales, financiamiento del sector, fomento del arte y la cultura, formación, y patrimonio cultural.

Mariana Mandakovic  junto a Miguel Apontes, secretario administrativo del Cispren, se integraron a la Mesa de Debate “Cultura y Comunicación”, donde se planteó el rol de la comunicación en la conformación de subjetividades culturales y el papel que las organizaciones gremiales están llamadas a cumplir en esta nueva etapa que se avecina en nuestro país. El intercambio y las discusiones se plasmaron en un documento que a continuación se transcribe.

Participaron del encuentro más de  300 referentes procedentes de Córdoba, Catamarca, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Misiones, Río Negro, San Luis, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Tucumán y Ciudad de Buenos Aires.

Documento de Cierre, Córdoba 2019

MesadebateEditada

“En este segundo Encuentro Federal de Cultura, 300 personas en 10 comisiones, debatimos la situación del sector y trabajamos para desarrollar ideas y propuestas concretas para las políticas culturales del próximo gobierno popular, que esperamos asuma el 10 de diciembre.

Algunas cosas quedan claras después de una jornada tan intensa.

-Necesitamos recuperar el diálogo social y la escucha con todos los sectores. Entender que la cultura es un espacio de ejercicio de ciudadanía, y que el derecho al acceso a la cultura es un derecho humano y debe ser reconocido como tal.

-Si no logramos conocernos de un modo integral, será difícil desarrollar una política realmente federal capaz promover el desarrollo regional. Sin una visión completa del campo de la cultura no podremos quebrar la lógica centro periferia.

Para esto tenemos que construir colectivamente un mapeo de los actores y los recursos culturales: trabajadores de la cultura, espacios culturales, artistas y Patrimonio cultural material e inmaterial; incrementar la información que provee el sistema estadístico de consumos culturales incorporando todas las localidades y todas las prácticas culturales, incluso las comunitarias y populares.

Es tiempo de pensar en construir marcos legales que garanticen el financiamiento de la cultura y los derechos culturales: hacer justo el acceso del pueblo a los bienes y servicios del sector; garantizar los derechos laborales, sociales y previsionales; diseñar una plataforma que haga viable y justa la participación privada en el financiamiento de desarrollo, producción, circulación y exhibición artística; desarrollar modelos industriales para despertar la cultura; implementar mecanismos de acceso justo: discriminación positiva en el fomento a la creación y cupos de presencia de artistas locales y de género en los eventos producidos con fondos estatales.

Es fundamental integrar las diversas instancias de gobierno en la decisión y formulación de las políticas de orden nacional y local, buscando la capacitación y profesionalización de funcionarios y gestores en todo el territorio nacional.

El futuro ministerio de cultura tendrá que potenciar la cultura digital, la gobernanza de internet y analizar los modos de proteger los derechos creativos en la distribución de la producción artística en las plataformas digitales.

Quienes nos encontramos hoy en Córdoba reivindicamos el valor que tiene para todas y todos recuperar la palabra. La palabra como espacio de encuentro, como lugar de construcción de un nuevo sentido, y como forma de recrear la complejidad de un debate que no se acaba con esta hermosa jornada. Nos queda el deseo de seguir encontrándonos, de seguir compartiendo las ideas y las propuestas. El 27 de octubre se juega también la posibilidad de que nuevas palabras y nuevas voces se hagan visibles en este espacio.

Luego del 10 de diciembre debemos sostener estos encuentros para acompañar la construcción de una política de cultura federal, diversa, inclusiva y justa. Quienes estuvieron en Buenos Aires, y quienes están hoy en Córdoba, estaremos donde nos llamen, para escucharnos nuevamente”.

Fotografía EFC

www.cispren.org.ar