Fue porque el testigo Luis Alberto Nieto propuesto por la defensa de Pedro Nolasco Bustos no asistió por problemas de salud. El ex comisario será evaluado el lunes próximo y luego se decidirá si podrá declarar el martes. Si así no fuera se incorporará  por su lectura la declaración anterior. El expolicía participó del procedimiento que terminó con la vida de los militantes José Osatinsky (15) y Juan José Villegas (22) el 2 de julio de 1976 , descripto en el hecho octavo. Ampliaron su declaración Bustos, Pérez y Abregú, acusados en el  hecho citado.

 Por Katy García*

 La apertura de la audiencia se retrasó esta mañana porque se estaba diligenciando la presencia del testigo solicitado por el abogado defensor del imputado Pedro Nolasco Bustos. Apenas se abrió el debate en la sala de audiencias del TOF 1, el presidente del tribunal, Julián Falcucci informó que el excomisario Luis Alberto Nieto (80) propuesto por Benjamín Sonzini Astudillo no se haría presente. Por varias razones. Una, porque ya no vivía en el domicilio al que le fue enviada la notificación. Y otra por la enfermedad que padece. Esta mañana lo fueron a buscar a su nueva casa y la esposa les informó que no estaba en condiciones de presentarse porque lo habían operado y cursaba una enfermedad grave.

Montivero Sonsini

El abogado defensor Sonsini Astudillo (izquierda)

El fiscal Maximiliano Hairabedián y los abogados querellantes Lyllan Luque y Claudio Orosz propusieron que se incorpore lo declarado  durante la instrucción. La defensa insistió en la importancia del testimonio. Tras deliberar el Tribunal envió al médico Eduardo Gasparrini para que certifique la situación. En tanto se tramitaba esa acción declararon Pérez, Abregú y Bustos. La  querella que representa a la única querellante Sara Solarz de Osatinsky se mantuvo expectante hasta último momento.

 El acusado Oscar Hugo Pérez, negó que haya estado en el lugar del hecho mencionado.  Manifestó que ese día estaba destinado al móvil 330. Por su parte, el entonces cabo Raúl Ernesto Abregú relató que el 24 de junio de 2013 personal de la Aeronáutica allanó su domicilio y “me llevaron detenido, inculpado de dos hechos ocurridos en un procedimiento en la calle Brasil”. Se refiere a los asesinatos de José María Villegas y José Osatinsky. Comentó que su esposa lloró y que la tranquilizó diciéndole que no había participado y que en unos días  volvía. “Cinco años hace que estoy acá, pero confío en la justicia. Se me acusa de algo que no cometí. Nunca estuve en ese procedimiento”, afirmó. Añadió que cuatro meses después leyó la causa. Y que consta en el libro de guardia que ése día estaba en la Seccional 13 y no en la Décima.

 Bustos: “Me quedé en el auto porque hacía frío”

 El imputado Pedro Nolasco Bustos pese al consejo de su abogado declaró y respondió a las preguntas formuladas por la fiscalía, el tribunal y la defensa. Y excluyó a la querella. Contó su versión de lo sucedido el 2 de julio de 1976 en barrio Güemes. Explicó que acudió al lugar tras recibir un llamado por radio que le informaba que “unos vecinos se quejaron por una explosión”. Llegaron a la calle Brasil cuatro patrulleros en dupla. En uno él era jefe de coche y en el otro iba Ricardo René Perrín al mando. Afirmó que “me quedé en el auto porque sentía frío” y que “el chofer mío, Colazo” (f) bajó con otros efectivos y golpearon las puertas de una casa con ventanas azules o celestes. En ese instante una mujer desde una casa  señalaba “se van por los techos, se van por los techos”. Cuando escucha el tiroteo, dice, “Me bajo del coche y me olvido de la ametralladora”. Y que otro efectivo gritaba “son siete y corren por los techos”. Entonces, junto a Perrín que era karateca  abren la puerta de la casa, ingresan al living y ven que “había unos caballetes  llenos de bombas. Unas 12 o 15”, afirmó. Luego, llegaron (Fernando Martín) Rocha y el comisario Luis Alberto Nieto. (El testigo en cuestión)

Precisó que a los 20 minutos salieron y pidieron la presencia de la división explosivos. Al requisar la casa aseveró que debajo de una cama había “como una mochila” con una luz que “titilaba”, ametralladoras y “granadas montoneras”. Le pidió permiso a Nieto para irse del lugar. Caminó dos cuadras y vio que se había reunido mucha gente en la esquina. “Había un chico muerto con una pistola al costado del cuerpo que tenía unos 15 años, con el pelo cortito como yo, rubio… había un auto adelante y disparos sobre el capot”.

Después, prosigue, llegaron autoridades provinciales y  Jefes de la Policía que los felicitaron por el procedimiento. Negó que haya habido un escenario de sangre y que por boca de Manzanelli “el que más sabía de Montoneros” supo que se trataba de (José) Osatinsky. Al tiempo, se enteró de que “había otro muerto más”, manifestó, aludiendo a José María Villegas.

“Nunca me llamaron a declarar por este hecho. Y en mi legajo no figura que colaboré”, le dijo al Tribunal. Añadió que el sumario y el libro de guardia no están en la Seccional Décima de policía.

A las preguntas del fiscal sobre precisiones acerca de como funcionaban los patrulleros respondió que “Siempre nos movíamos en dos móviles. Uno iba atrás porque éramos atacados por la guerrilla”.  Negó que hayan sido recibidos a balazos en la casa y respecto  al tiroteo expresó que “se produjo a los dos o tres minutos” y que los que subieron a los techos fueron el chofer y otro efectivo ambos con “armas de puño”.  Aunque reconoció que había ametralladoras. Recordó que desde la casa escuchó “Unos cinco minutos de disparos” y que transcurridos los 15 siguientes ya estaba presente Rocha. Al finalizar el procedimiento “nos  mandaron a seguir patrullando” en vez, sugirió, de enviarlos “a recoger las armas”. Tarea que cumplió el Comando de explosivos.

Orosz lillan

El próximo martes  Lyllan Luque y Claudio Orosz expondrán los argumentos que hoy no pudieron

La Situación de Nieto

Tras el cuarto intermedio el médico de Tribunales informó en la sala de audiencias que el hombre padece un aparente cáncer de páncreas y  un avanzado estado de cirrosis que le produce encefalopatía, vértigos, mareos, y caídas. “Esa situación puede revertirse a corto plazo con cierta medicación”, especuló, pero aclaró que será su médico de cabecera quien lo resuelva. No obstante arriesgó que podría mejorar clínicamente entre 10 a 30 días y que ahora no estaba en condiciones de declarar. Tal cuestión hizo que Claudio Orosz advierta sobre los tiempos procesales en un juicio oral. Insistió con la incorporación por su lectura. La fiscalía opinó que se aguarde qué determina el médico de cabecera y se realice una nueva evaluación. La defensa coincide con el planteo para no retrasar la marcha del proceso.

Finalmente el Falcucci afirmó que “Para extremar los recaudos de la defensa en juicio se pedirá que Gasparrini se presente el lunes (próximo) en la casa de Nieto y evalúe si estará en condiciones de declarar al día siguiente.

Más pruebas  

El fiscal Hairabedián le acercó al Tribunal material referido al funcionamiento de las jurisdicciones. Además, ofreció fotocopias del informe del Equipo Argentino de Antropología Forense (EaaF) sobre los cuerpos de Gustavo Gabriel Olmedo y de José Osatinsky identificados años atrás. En este sentido, Claudio Orosz solicitó que “se especifique en el informe la cantidad de proyectiles que tenía en su cuerpo. Pido que lo oralice”, refirió. También se incorporaron por su lectura numerosos testimonios recogidos durante la instrucción. Entre ellos el de Sara Solarz de Osatinsky más la prueba documental y pericial. También quedó expuesto que los oficios solicitados a la Policía de la Provincia de Córdoba no tuvieron respuestas.

Por video conferencia el acusado Perrín siguió las instancias del proceso.  También se dio a conocer que el militar Jorge González Navarro (90) solicitó no comparecer al juicio por razones de salud. Hasta le fecha no se recibieron los informes respectivos. Se le pidió al cuerpo médico local que evalué la situación.

La causa Montiveros iniciada en noviembre del año pasado juzga violaciones a los derechos humanos contra 16 víctimas ocurridos entre  marzo y diciembre de 1976. Con este juicio ya son 11 los procesos desarrollados en esta provincia una de las más castigadas por la represión ilegal.  En el banquillo están siendo juzgados un militar y un grupo de expolicías del Comando Radioeléctrico.

Cuarto intermedio hasta el martes 12 de febrero a las 11. Esta etapa está siendo transmitida por el canal  del Centro de Información Judicial (CIJ).

*Agencia Prensared 

Fotografía gentileza de Nicolás Castiglioni

www.cispren.org.ar

La reproducción de los contenidos de este sitio es libre. Solo se solicita citar la fuente y el crédito del autor/a de la imagen.