Miles de mujeres organizadas marcharon desde Colón esquina Cañada hasta la Plaza Vélez Sarsfield. Desde el escenario, montado sobre la avenida Hipólito Yrigoyen, una veintena leyó un documento crítico acordado entre las 60 organizaciones que participaron de la organización. Fuertes críticas a los gobiernos de Macri, Schiaretti y Mestre.

Por Katy García*

“#8M, Día de la Mujer Trabajadora, Paro Internacional de Mujeres, Travas, Tortas y Trans. Basta de ajuste y represión; Ni Una menos ¡Aborto legal ya! El Estado y el gobierno son responsables”, expresa la consigna,  escrita en la enorme bandera que cubre el ancho de la avenida Colón. La marea verde entona, con fuerza, a cada paso “Ahora que estamos juntas, ahora que si nos ves, abajo el patriarcado que va a caer…” repetido ad infinutum.

Verde2

Variopinta, ruidosa, creativa, hecha grito a su paso, la movilización avanzó hasta General Paz, continuó por Vélez Sarsfield y siguió por Yrigoyen hasta Montevideo. Durante el trayecto se iban sumando grupos y personas solas portando carteles y pancartas en memoria de las que ya no están. Pidiendo salud, justicia,  igualdad salarial por igual trabajo. Juntas, plantando banderas de identidad, potentes, desde las remeras o sin ellas. Poniendo el cuerpo y el alma, en la calle, exigiendo derechos colectivos y el cese de todo tipo de violencia machista. La multitudinaria marcha reunió a movimientos sociales, organizaciones barriales, estudiantiles, sindicales y políticas. Una de las barredoras era portada por el reciente espacio de articulación que reúne a dirigentes gremiales en la Intersindical de Mujeres.

verdeinter

Paramos por esto y por aquello

Desde la plataforma, un grupo de mujeres, en representación de diversos sectores,  leyó un documento crítico redactado desde el pronombre nosotras y la horizontalidad. El primer tramo aborda la problemática que afecta al colectivo global “porque somos millones que salimos a la calle en defensa de nuestras vidas y nuestros derechos como mujeres y trabajadoras”. Puntualiza situaciones cruciales en Latinoamérica y en Europa, Oriente medio y los Estados Unidos a partir del gobierno de Trump.

En otro trayecto historiza las luchas que alumbraron la fecha. Reivindica a las primeras feministas de los años sesenta y a las desaparecidas durante las dictaduras que ensangrentaron el continente en los setenta. En la figura de Berta Cáceres, asesinada en Honduras por defender los recursos naturales,  reivindican “a las luchadoras conocidas y a las heroínas anónimas”.

El Estado es responsable

 “Paramos contra los gobiernos de Macri y sus aliados: los gobiernos provincial y municipal que profundizan el ajuste y atacan conquistas históricas de la clase trabajadora”, dice, otro párrafo del documento referido a la violación de derechos constitucionales. En esa línea, destaca la precarización, la brecha salarial y el doble trabajo mal llamado no productivo que realizan las mujeres en el hogar. Además de la reforma previsional arrancada y aprobada a fuerza de “represión” – que afecta a los sectores pobres y a los discapacitados- el escrito repudia la reforma laboral que pretenden aprobar para imponer salarios a la baja y modificar los convenios colectivos de trabajo.

verdebombos

Habla de los  despidos en organismos públicos fundamentales (Inti, Ansés, Tamse, Polo de la mujer, entre otros)  y exige la reincorporación  inmediata de cientos de trabajadores a sus puestos.  En esa dirección, le demandan a las centrales obreras “ a la CGT y las burocracias sindicales” que incluyan en la agenda las problemáticas de género y los derechos laborales. Critican la  persecución que padecen  delegados de comisiones internas por parte de algunas conducciones a la vez que reivindican la lucha de las mujeres hacia dentro de los sindicatos y ocupan un lugar.

Recordaron la violación de las libertades democráticas llevadas adelante mediante allanamientos por el gobierno provincial el año pasado, y la represión ordenada por el gobierno nacional durante las jornadas de lucha contra la reforma jubilatoria  realizadas en diciembre de 2017.

En otro orden, estuvieron presentes reclamos urgentes de justicia. Por caso, exigen el desprocesamiento  y la libertad a Milagro Sala  y demás luchadoras y luchadores populares que por voluntad de (Mauricio) Macri y (Gerardo) Morales siguen presos. Piden además el esclarecimiento de los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel y la derogación de leyes represivas como el protocolo antipiquetes y la ley antiterrorista.

El potente estribillo Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las travestis, en la cara de la gente, varias veces repetido, pone sobre la mesa un reclamo de años sobre el cumplimiento de derechos para la comunidad trans y LGTB. El texto cuestiona “la heterosexualidad obligatoria” y pide que se cumpla el cupo laboral y  asistencia  médica  integral. Los nombres de Azul Montoro, Laura Moyano, Maite Amaya, Pepa Gaetán, asesinadas por fobia y odio de género, resonaron con fuerza, alrededor del escenario donde se ubicó el colectivo.

Mientras “Ni una menos, vivas nos queremos”, atrona el espacio, se dan a conocer las estadísticas de femicidios actualizadas -que ubican a Córdoba en el segundo lugar -,   la enorme cantidad de denuncias por violencia, y las persecuciones que aun sufren las trabajadoras sexuales y en estado de prostitución, por parte de la policía. Asimismo advierten que la  “aplicación del (anterior) código de faltas”  goza de buena salud. Aboga además por la desarticulación de las redes de trata, el asesoramiento gratuito , y  “la búsqueda real” de Yamila Cuello.

Aborto ya

verde3

 

Más adelante estuvo presente el reclamo histórico que exige “educación sexual laica para decidir, anticonceptivos para no abortar, y aborto seguro y legal para no morir”. Reclaman “la separación entre Iglesia y Estado” y esperan que el proyecto sea tratado y la ley aprobada. Por otra parte, destaca que el gobierno provincial no cumple con el fallo de la CSJN respecto al aborto no punible desde hace seis años. Basta de violaciones  a los derechos humanos de las mujeres, dicen, y exigen que  la justicia federal  investigue estos casos.

“Paramos porque Construimos un movimiento de mujeres revolucionario, producto de la lucha antipatriarcal, anticolonialista y antipitalista..” definen, y afirman que “Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”.

Con este reclamo finalizó la lectura del documento. Luego se dieron a conocer  las adhesiones y comenzó el festival musical.

Documento completo

* Fotos Bárbara Arias, Secretaria de Prensa Cispren |Ver Álbum completo aquí.

Portada gentileza  Asamblea 8M

www.cispren.org.ar

Más información, videos, entrevistas y documentos, aquí